Autolisis de la autonomía catalana

Cualquiera que siguiera ayer el pleno del Parlament de Catalunya convendrá conmigo que algo grave pasaba. Una asamblea universitaria en la época de los ‘forrenta’ tenía más garantías democráticas que lo que sucedió en el Parque de la Ciudadela y mira que estaban manipuladas. Cambio sorpresivo aunque con guión previo del orden del dia, suicidio de los procedimientos de garantías democráticas votado por el propio pleno, la oposición, mayoritaria en votos aunque no en escaños, arrinconada al silencio, votaciones repetidas y, al final, con medio hemiciclo vacío se vota y aprueba una propuesta declarada ya ilegal por el tribunal Constitucional, y todo ello en nombre de Catalunya y de la democracia. Ante una sesión apañada y dirigida desde foros ajenos a la propia cámara se voto lo invotable y luego, el hombre de paja que gobierna en Catalunya, arropado por sus consellers, firma un decreto donde convoca un referéndum que sabe que no puede convocar y que no podrá llevarse a cabo.

No entiendo nada. La prensa ha bautizado la sesión de ayer de payasada, patochada, circo vergonzoso, suicidio colectivo, patada a la democracia y secuestro de Catalunya. Todo ello es verdad pero, ¿no es más grave haber devaluado las instituciones catalanas, Parlament, Presidencia y Consell Executiu en nombre de una muy mal entendida democracia? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Autolisis de la autonomía catalana

  1. Advierto cierta hemiplejía parlamentaria en Cataluña.
    Al mismo tiempo me va a permitir que le haga una sugerencia, Sr. Francàs.
    Si usted escribe en un perfecto español castellano, ¿por qué llama a las instituciones catalanas por su nombre en catalán, cuando también tienen nombre en castellano?
    Así viene recogido en la Ley Orgánica 6/2006, de 19 de julio, de reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña (“BOE” núm. 172, de 20 de julio), que es donde hace pública la vigencia de una ley.
    Tan sólo aparece en dicho texto, en catalán, el término “Generalitat”. Y aún no me explico por qué, pues existe en el castellano el término equivalente de Generalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *