Chocolate del loro


soraya-rajoy1306

Ha sido habitual cuando se ha revisado el gasto público hablarnos de que racionalizarlo suponía recortar el chocolate del loro. La respuesta de muchos ante este tan sesudo argumento es que muchos chocolates o muchos loros dan lugar a cifras nada despreciables y así es. Se trata de recortar todo gasto innecesario, sea chocolate o caviar, y poder gastar en lo que realmente importa. Cuando el Estado realmente recorta aunque sean chocolatinas sirve el mismo argumento: bienvenidos sean estos recortillos en ‘cacao’ elaborado.

En la famosa primera rueda de prensa del ejecutivo de Rajoy, La vice Soraya además de amargarnos la vida con las subidas de impuestos y por tanto con el anuncio de que el programa del PP se parecería en su ejecución al programa presentado por IU, anunció que iban a afrontar reformas estructurales para reducir el gasto público que serían históricas. Pues bien algo de eso ha habido y es bueno dado que es loable felicitarles y felicitarnos por ello.

Hasta finales de 2014, la reforma de las Administraciones Públicas ha supuesto un ahorro de 18.187 millones de euros de los que 4.773 corresponden a la Administración General del Estado, 10.500 a las Comunidades y 2.900 a las entidades locales. Es para alegrarse. ¿Se puede reducir más? Seguro. ¿Este monto es la suma de chocolates? Sin duda. ¿Hay más chocolates a recortar? Es evidente. Pero, albricias, recortar  462 millones por enajenación de inmuebles, 51 por liberación de alquileres, 73 en gastos y viajes o 14 en reducción de coches oficiales hace que al final de 2015 y de cumplirse el plan previsto el ahorro supondrá la nada despreciable cifra de 28.898millones de euros.

No entiendo nada. ¿Con lo bien que sienta perder grasitas no sería conveniente que el Gobierno se planteara también la desaparición de este 15% de empleados públicos no funcionarios que tiene  España y, perdóneme Dios, son casi todos inútiles enchufetas? ¿Alguien me lo explica?


Un pensamiento en “Chocolate del loro

  1. Yo comprendo que la familia es muy importante, pero es que todos tenemos familia, no sólo los políticos, y están jugando con el dinero del contribuyente, Montoro al loro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *