El del Palau cantó


Felix Millet, ex presidente del Palau de la Música Catalana, ha cantado como un ruiseñor, aunque con una letra de lo más mundana ya que habló de comisiones, desde el ámbito empresarial a la antigua CDC, a cambio de asegurarse la concesión de obras públicas, blanco y en botella, corrupción dura y pura, actuando, él y su segundo, de intermediarios. El famoso 3% que Maragall espetó en el Parlament a Mas resulta que era el precio en las rebajas, el coste normal era de un cuatro.

La declaración de Millet es importante porque es la prueba contundente de la financiación del partido, que ha sido hegemónico en Catalunya y que ha promovido desde el inicio de la transición la idea de que su nacionalismo llevaba a la independencia. El padre de la nueva Catalunya, Jordi Pujol, se autoinculpó por unos euros y, presuntamente, tenía montado un clan que esquilmó a propios y a extraños y su herramienta, el partido convergente, estaba financiado por mordidas que se han robado a todos los catalanes. Es difícil oír sin vomitar a los prohombres de la independencia, hablar de que “España nos roba” con este bagaje real de bandoleros.

No entiendo nada. ¿Qué más hace falta conocer para darse cuenta de que lo que parecía una herramienta para ‘hacer país’ era en realidad un tinglado para hacer caja? ¿Alguien me lo explica?


2 pensamientos en “El del Palau cantó

  1. Ya nos hemos dado cuenta todos, sin necesidad de mayor abundancia de datos. No es la primera vez que los chorizos se disfrazan de patriotas. Ha pasado y sigue pasando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *