Errejón, tres comidas en Venezuela


You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Me he tomado la molestia, una vez más, de ir a las fuentes y rescatar de internet la entrevista completa que Iñigo Errejón concedió a ‘The Clinic’, portal chileno, donde el denominado ‘cara de buen niño’, se lanza a tumba abierta a pontificar sobre Venezuela; desgraciadamente el político no hace como yo y no recurre a las fuentes, cuando sin rubor aparente, la procesión igual va por dentro, afirma falsedades tan evidentes como que: “El proceso político en Venezuela ha conseguido inmensos avances en una transformación de sentido socialista, inequívocamente democrática, donde se respetan los derechos y libertades de la oposición, que dicen todos los días por casi todas las televisiones que viven una dictadura…”, lástima, como el ‘Foro Penal’, Asociación Civil Venezolana, alerta, de los 232 presos políticos que, a día de hoy, hay en Venezuela y de los 134 fallecidos, desde el 1 de abril de 2017, en manifestaciones y protestas. El ‘buen niño’ tiene la desfachatez de afirmar que “en Venezuela la gente hace tres comidas al día”, y, a nos ser que hable de los chavistas, que ahora viven en el barrio madrileño de Salamanca, o de los del palacio de Miraflores, la gente pasa HAMBRE y, si come tres veces será a base de mendrugos de pan de los contenedores, basta con pensar, y son datos de septiembre de este año, que con un salario mínimo de 1.800 bolívares soberanos frente a una canasta básica de alimentos, bienes y servicios de 20.327,33 bolívares soberanos, ¿qué se come? Habla el político de salón, lo que todavía tiene más delito, de que en Venezuela, “no es que no haya medicamentos” es que los revenden en Colombia por estar subvencionados, cuando los informes hablan de ausencia de medicamentos básicos, antibióticos, analgésicos y vacunas entre muchos otros, y total carencia de insumos, incluidos alcohol para uso médico, gasas y vendas, todo ello en los hospitales públicos. ¿De qué va este personaje?

No entiendo nada. ¿Hasta cuándo daremos credibilidad a los que mienten por ideología o por estar bien subvencionados? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *