Homs. Tanques y matones


Las declaraciones de los líderes separatistas catalanes cuando sufren un revolcón jurídico, no suelen tener desperdicio y ocuparían el cuadro de honor si se siguiera publicando anualmente ‘la antología del disparate’. Parece difícil pensar que alguien que se supone tiene como mínimo la ‘Educación Secundaria Obligatoria’ y, en muchos casos, ha sido diputado aunque sea en el Parlamento catalán, desconozca tan feacientemente los más mínimos principios del derecho y de la democracia.

El Tribunal Constitucional acaba de suspender la resolución del Parlament que iniciaba la cuenta atrás del referéndum independentista, y ante este hecho absolutamente democrático y constitucional, esta es una de las funciones del TC, Homs responde: “Sí o sí habrá urnas, sí o sí habrá colegios abiertos y evidentemente no van a mandar ni los tanques ni matones, como ya pasó el 9 noviembre y va a volver a pasar en esta ocasión”.

No hace falta ser ni linguista ni exegeta de estupideces, para concluir que lo que el preclaro diputado, que deberá responder ante el Supremo por delitos de desobediencia y prevaricación, afirma, es que harán lo que les venga en gana y que el Gobierno sin tanques ni matones, hay que suponer que habla de la policía -la autonómica incluida-, no puede hacer cumplir un mandato del Constitucional.

No entiendo nada. ¿Es normal que un representante público entienda que en democracia la Ley solo te obliga si te amenazan con tanques o matones? ¿Alguien me lo explica?


Un pensamiento en “Homs. Tanques y matones

  1. La ley obliga a hacer las cosas bien. La ley es un instrumento al servicio del bien comun y no una cachiporra para forzar lo que interesa a una parte de la sociedad. Has tocado un tema complejo, que va allende las limitaciones leguleyas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *