Indultos a la carta

2E1El hecho concreto es que Emilia Soria, el 24 de mayo del 2007 se encontró una cartera en el suelo de Requena que contenía una tarjeta de crédito y un DNI. Ni corta ni perezosa con 22 años, en paro y dos hijas a su cargo gastó tirando de la tarjeta 193 euros en comida y pañales. Cuando intentó repetir la fechoría levantó sospechas y fue detenida, juzgada y condenada a un año y diez meses de prisión y multa de diez meses, con cuota diaria de tres euros, por un delito continuado de falsificación en documento mercantil y otros seis meses de prisión por delito continuado de estafa, que sustituyó por seis meses de trabajos en beneficio de la comunidad y 900 euros de multa. Ahora, ya con tres hijas, debe ingresar en prisión (la condena supera los dos años). Su abogado ha solicitado el indulto que puede o no serle concedido.

Pienso que justo este es el tipo de casos que se ajustan a este derecho de gracia que es el indulto. Emilia esta cumpliendo con lo decretado por el juez, no ha tenido ningún altercado más con la justicia y su situación, tres hijas a su cargo, merece una atención especial. Entiendo que delinquió, entiendo que el juez debía aplicar la ley y proceder a su condena. Hasta aquí todo jurídicamente irreprochable; pero justo la figura para corregir el mal que puede producir la aplicación estricta de la justicia es el indulto y es por ello que me sumo a esta petición.

Los indultos no están pensados para los amigos de los gobiernos, ni para aquellos que gozan de agendas con altos contactos. Están, a mi entender, para que, sin menoscabar la autoridad de la Ley y la del juez, se pueda corregir el mal desproporcionado que una sentencia, tan justa como se quiera, puede producir. De la misma manera y aprovechando aquello del Pisuerga añadiré que el aforamiento de los diputados está para que puedan cumplir su misión sin miedo a represalias ni a la justicia, no para robar, conducir ebrios, ni cometer fechorías de cualquier índole. Convendría, dada la pública preocupación que sin excepciones manifiestan ahora de palabra los distintos partidos políticos sobre la que llaman lacra de la corrupción, que legalmente aclararan y respetaran ambas figuras: el indulto y el aforamiento. Si no lo hacen seguiré sin creerme nada de sus lágrimas de cocodrilo.

17 pensamientos en “Indultos a la carta

  1. Pingback: Indultos a la carta. Para Emilia Soria ¿qué?

  2. Yo le preguntaria a los que defienden el indulto si puedo disponer de sus tarjetas de credito cada vez que necesite pañales me van a venir muy bien con lo caros que son.

  3. tengo una duda ,si esta señora se encontro esa targeta de credito con algunas pertenencias lo ke yo no me explico como sabia la señora el pin de la targeta ?,y en el local donde supuestamente se gasto ese dinero ,por que la cajera de ese local le dejo autorizacion ,sabiendo ke su DNI no era el suyo?? hay muchas dudas

  4. You made some decent points there. I checked on the web to learn more about the issue and found most individuals will go along with your views on this web site.

  5. I really love your blog.. Excellent colors & theme. Did you make this site yourself? Please reply back as I’m looking to create my own personal blog and want to learn where you got this from or what the theme is called. Kudos!

  6. When I originally left a comment I appear to have clicked on the -Notify me when new comments are added- checkbox and now each time a comment is added I recieve 4 emails with the same comment. Perhaps there is a means you are able to remove me from that service? Kudos!

  7. Good blog you have here.. It’s hard to find excellent writing like yours these days. I really appreciate people like you! Take care!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *