La otra mejilla


da-Colau-junto-al-lider-de-Podemos--Pablo-Iglesias--el-pasado-22-de-diciembre--

Una tal poetisa en presencia de una tal alcaldesa de una conocida ciudad esputó un texto, parafraseando al ‘Padrenuestro’, que resulto vomitivo. Calificaciones jurídicas aparte, dependen del color del cristal ideológico con que se mire, y obviando los adjetivos: irreverente, blasfemo, pornográfico… yo me voy a quedar con las diversas actitudes de los presentes en la sala.

La actual alcaldesa, Ada Colau, alabó la valentía de la sujeta ya que a ‘su ciudad le conviene dejar a un lado los prejuicios y que fluyan las ideas” dejando el concepto ‘ideas’ al nivel del betún.

Xavier Trías, el alcalde anterior, habla “de error institucional” pero añade que “él no se levanta ni hace numeritos” en alusión al portavoz del PP en el consistorio Barcelonés que si reacciono y abandono la Gala.

Tres actitudes que definen muy bien a nuestra sociedad.  La de la alcaldesa irreverente y provocativa solo con lo católico que está de moda; la mayoritaria del creyente cobarde, la de Trías; y la valiente, muy excepcional, la de Fernández.

No entiendo nada. ¿No se dan cuenta que la reacción de otras creencias es tomarse la justicia por su mano y que la reacción del católico, fruto colateral de síndrome de ‘la otra mejilla’ para no ser violenta necesita estar amparada por un código penal eficaz? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *