Pobres okupas


Es curioso, o más bien inquietante, el sentimiento de protección hacia el fenómeno okupa por parte de distintas autoridades, los alcaldes del cambio, y de ciertos partidos, la izquierda en general. Me cuesta entender que, en pleno siglo XXI, en España ocupar una vivienda es quedarte con ella y que el derecho de propiedad, derecho histórico dónde los haya, no tiene ningún respaldo legal al menos en lo que afecta a nuestra vivienda. ¿Tanto cuesta que se respete lo tuyo, no solo cuando se trata de un bien comestible o incluso de la cartera o un coche, sino tambien de un bien que cuesta una vida y además está protegido por la Constitución como es la vivienda?

Si ya legalmente la protección de la propiedad inmueble, de hecho, no existe en nuestro país, ahora personajes como Adau Colau, cogiéndose no se qué con papel de fumar, fuerzan a su guardia urbana a tratar en fenómeno okupa como un bien postmoderno a proteger. Tratar de pobres chicos a semejantes usurpadores de la propiedad, además de profundamente injusto, solo propicia la ley de la selva en al ámbito urbano. Ayer, el Congreso, dio luz verde a la proposición de Ley de PdeCat para agilizar los desahucios frente a los okupas, facilitando la “inmediata recuperación” de las viviendas cuyos propietarios denuncien que han sido “desposeídos sin su consentimiento”, siempre que los dueños sean “personas físicas, entidades sociales y administraciones”. Esta propuesta fue apoyada por PP, C’s, PNV, UPN y Foro y tuvo en contra a toda la izquierda, curiosamente, tambien al PSOE.

No entiendo nada ¿Como se explica que la ley permita robar y mantener lo robado al ladrón, mientras el dueño se joroba? ¿Alguien me lo explica?


2 pensamientos en “Pobres okupas

  1. La ley permite robar (u “okupar”) y mantener lo robado al ladrón, del mismo modo que la ley permite el aborto, el divorcio, y cualquier otra aberración… Porque el legislador ha vuelto la espalda al Derecho Natural y a Dios, para mirarse el ombligo y aprobar cualquier cosa que “la mayoría” disponga.

  2. La doctrina social de la iglesia ha sido muy clara enunciando que el derecho a la propiedad no es un derecho absoluto, sino que está subordinado a derechos y bienes superiores, como sería el bien común, o el derecho de todos los humanos a una vida digna. De hecho la iglesia ha dicho que existe una hipoteca social sobre toda propiedad privada. Esto los católicos devotos deberían saberlo, para no hacer el ridículo con una drag queen y recordar el mandamiento supremo de la caridad. A mi se me cae la cara de vergüenza de que sea la izquierda quien tenga que recordar esto a los católicos precisamente.
    Para no caer en simplificaciones es necesario matizar. Seria injusto e inhumano que unos ancianos que dependen para su subsistencia del alquiler de una vivienda, quedaran desamparados porque unos inescrupulosos ocupan esa vivienda. Pero no es injusto ni inhumano que una familia necesitada, sin recursos para acceder a una vivienda se la expulsara tras haber encontrado refugio en un local abandonado perteneciente a la administracion publica, por ejemplo.
    Como sabes existen fondos buitre que se apropian legalmente, pero injustamente, de centenares viviendas; hay organizaciones que manejan miles de viviendas sin la menor consideración a la utilidad social; hay pabellones industriales, almacenes agrícolas, instalaciones militares y muchos más locales que llevan sin uso mucho tiempo, mientras hay gente malviviendo en la calle o en lugares absurdos. La iglesia nos pide que tengamos sensibilidad ante la falta de vivienda. Parece que estos peculiares legisladores no saben lo que predica su propio Papa. Lamentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *