PSOE y Podemos, luchas cainitas


susana-diaz-acecha-de-nuevo-a-pedro-sanchez

Mientras España sigue sin Gobierno, está en funciones, y los distintos partidos políticos siguen sin ponerse de acuerdo en la persona a la cual dejar Investir,  la izquierda pasa por momentos de luchas cainitas. No se si es por efecto de que al estar el Parlamento en stand by (en espera) se aburren y, sin enemigo exterior, se pelean entre ellos; o es justo lo contrario, que por andar a la gresca es imposible que piensen lo suficiente para ponerse de acuerdo y desatascar al problema institucional que actualmente sufre España.

El PSOE, desde la aparición de Pedro Sánchez, parece un pollo sin cabeza que se está especializando en perder elecciones, eso si, ganando a las encuestas. Su única apuesta ideológica, que yo sepa, es echar a Rajoy por sus políticas que, por cierto, inicio Zapatero. Podemos, además de haber fagocitado a Izquierda Unida, se pelea dondequiera que está y, en su afán de jugar en primera división, está desnaturalizando su nueva política con los vicios de la vieja.

No entiendo nada. Este domingo son las elecciones autonómicas vascas y gallegas, ¿sabrán los partidos, al leer los resultados, resolver desavenencias y ocuparse seriamente de evitarnos las terceras? ¿Alguien me lo explica?


2 pensamientos en “PSOE y Podemos, luchas cainitas

  1. La misión de los partidos no es evitar desavenencias, sino buscar el bien común mediante la actividad política. Las desavenencias son de hecho buenas porque donde todos piensan lo mismo falta creatividad para encontrar soluciones variadas o sobra autoritarismo. Le critico muchas cosas a la izquierda, pero no que alberguen diversidad de posturas. En cambio, a eso que llaman derecha le vendría muy bien aceptar una vigorosa disparidad.
    Solo la Iglesia puede pedirnos adhesión sin fisuras, pero eso porque no es un partido. Para todo lo demás disparidad de pareceres, aso sí, con capacidad de diálogo y negociación. Decía un querido profesor que si en una reunión todos piensan lo mismo, sobran todos menos uno.
    Finalmente, va resultando bastante monótono el discurso de no nos dejan gobernar. Y además es una falsedad. El razonamiento es diferente. Soy (Rajoy) incapaz de formar gobierno porque no hay quien quiera apoyar (gracias a Dios) un gobierno manchado de corrupción, formado por un partido enjuiciado por cosas tan graves como destruir pruebas, y porque durante cuatro largos años he ejercido el poder de forma arrogante y autoritaria, por lo tanto me retiro y que otro de mi partido sea capaz de rectificar semejantes errores. Emperrarse en que le regalen los votos a Rajoy porque lo dice él no parece que sea la actitud propia de un demócrata. Es todo un síntoma del fracaso de Rajoy la incapacidad de hacer gobierno y que lo único que se le ocurra es lloriquearle al PSOE. Va a ser un milagro que un día tengamos una derecha que no sea una vergüenza, pero necesitamos ese milagro. Por la izquierda no viene nada.

  2. ES PENOSO QUE PERSONAS CON EXPERIENCIA E INTELIGENCIA COM USTED O COMO RAMON PI Y GONZALO VAS SE TENGAN QUE DEDICAR SUS ESCRITOS Y TERTULIAS AL FOLLETIN DE LOS POLITICOS Y APENAS NOS TRANSMITAN SU REFLESIONES SOBRE EL DIA ADIA DE LA GENTE CORRIENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *