Retirarse a tiempo

rajoy-mas08012013

Hoy hace un año que Juan Carlos I anunció su abdicación. No voy a analizar ni los motivos ni las causas, lo hice en su momento, sino simplemente recordar que la Monarquía en España, al menos de momento, ha salido bien parada con el heredero. No es baladí que muy poco antes hubiera dimitido Rubalcaba, ni que un año después las primeras espadas de la política española sean casi todas nuevas. Hace un año, ¿quiénes eran Pedro Sánchez, o Susana Díaz, o Albert Rivera, o Pablo Iglesias o tantos y tantos que gobernaran pronto ciudades y comunidades de España? Cuantos son lo que han sabido “retirase a tiempo”, Rubalcaba, Juan Carlos I, Cayo Lara y cuantos irán siendo los que serán retirados a su pesar y fuera de tiempo. Ha habido un cambio generacional, al cual es absurdo resistirse. Pilotarlo, es de listos; que te arrastre, es un suicidio.

No entiendo nada. Curiosamente en el museo de cera de la política española siguen aún sin figura visitable, por estar pululando por nuestras Instituciones,  Mariano Rajoy y Artur Mas, los dos personajes se resisten al cambio como gato panza arriba y su enroque puede llevarse por delante al partido que representan. ¿No se dan cuenta que sus comportamientos y hasta su mismo recuerdo son de otro tiempo? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Retirarse a tiempo

  1. Arturo y Mariano que gran pareja de cómicos en este mundo del títere y la pandereta en la qu ecada vez más sigue siendo esto que todavía se sigue llamando España… por dejadez yo creo… pero no olvidemos otros como Esperanza Aguirre, insigne abanderada del esperpento o Rosa Diez, primera guerrera qu ele planto cara cual david a goliad, llamese PSOE Y PP e incluso dió fuerzas para que hoy otros esten dando batalla sin el agradecimiento que dió esta mujer d edemostrar que sí, se puedes reivindicar sin caer en dogmátismos bipartidistas… pero la vida sigue a ver que suertes nos depara… ¡ay Valle inclan que corto te quedaste con tus esperpentos amigo mio!!! seguro que esto no te lo esperabas ni tú… ni nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *