Ricos más ricos, pobres más pobres

Del informe sobre la desigualdad de Intermon Oxfam destacaré siendo optimista que hoy en España hay más ricos y lo son más, de la misma manera pone de manifiesto que en nuestro país hay más pobres y los pobres son más pobres hoy en día, de tal manera que la brecha económica entre unos y otros ha aumentando de manera más que alarmante. Los datos son los datos, la interpretación ya es otra cosa.

Dice el citado texto que los tres más ricos en España tienen tanto como el 30% más pobre. Pura matemática recreativa que no va más allá. ¿Pretende decir con este que es causa efecto, que son más ricos a costa de lo más pobres? Es puro titular para llamar la atención. Felicitemos a los tres más ricos pues no tengo ninguna duda de que, per se y a tenor de quién son, arrastran a muchos otros con ellos a tener más ganancias.

Sí me alarma el hecho de que la brecha en España se ha incrementado 20 veces más que el promedio europeo. Si España crece más que el resto, ¿por qué ocurre esto? Fácil, la clase media en España ha pagado la crisis. Lejos de recaer en los poderosos, nuestras autoridades decidieron que las espaldas de los ‘con nómina’, pagaran íntegramente el ‘crash’. Las nominas decrecieron y la hacienda pública se cebo en lo que les quedaba y así la clase media, la del pisito, coche, segunda vivienda y tal, pasó en muchos casos a vivir de la jubilación paterna.

No entiendo nada. ¿Por qué siguen machacando al que tiene nómina y no al que tiene dinero? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Ricos más ricos, pobres más pobres

  1. La respuesta a tu pregunta es sencilla. Quien vive de una modesta nómina está convencido de que no tiene ningún poder para cambiar las cosas, por lo tanto cuando le aprietan lo peor que puede hacer es ir al bar a quejarse. Eso al gobierno no le preocupa en absoluto. En cambio, cuando el gobierno intenta apretar las tuercas de los ricos estos tienen múltiples recursos para hacer ruido, generar problemas y complicar la vida a los gobernantes. Son conscientes de su poder y quieren usarlo. Con lo cual, es evidente que los gobiernos evitan meterse con los poderosos.
    Sin embargo, el aumento de la desigualdad es muy mala noticia. No solamente por lo que significa en términos de justicia, que ya de por sí es muy grave, sino por lo que supone en cuando a desestabilización de la sociedad. Si los ricos fueran capaces de hacer que su inteligencia controlase su codicia se darían cuenta de que la desigualdad no es un buen negocio para ellos. Pero eso es probablemente mucho pedir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *