Vergüenza de paro


La última EPA, la que recoge los datos del primer trimestre de 2017, no es para tirar cohetes. El paro subió en España 17.200 personas y se destruyeron 69.800 empleos en este primer trimestre, tradicionalmente malo, que ha sido el peor desde 2013. Andalucía se salva, con 63.100 empleados más y si bien en toda España aumenta la contratación indefinida también sigue aumentando el número de contratados a tiempo parcial.

La realidad es que nuestra tasa de paro sigue siendo escandalosa, un 18,75%, y eso lleva a celebrar este primero de mayo con alegría más que contenida. España sigue siendo una maquina vieja, que renquea demasiado al ponerse en marcha, y que anda muy necesitada de una buena puesta a punto fiscal.

Todas las ideas económicas de nuestros políticos se resumen en gastar más para socorrer al ciudadano en base a aumentar la carga impositiva del que se quiere ayudar.

Es escandaloso el paro y también lo es la deuda del Estado. España aumentó su deuda pública durante la crisis un 152%. Si bien podría ser aceptable que para capear una de las peores crisis, se incrementaran la deuda y los impuestos, no sería de recibo, ni de sentido común, que al empezar a levantar cabeza, no se revirtieran estas excepcionales medidas.

Sigue siendo más barato prevenir que curar y, por tanto, es mejor bajar impuestos que mantener parados. Bajar el impuesto sobre la renta, permite vivir mejor y gastar más. Reducir el impuesto de sociedades, facilita crear empleo. El peculiar Trump está proponiendo este tipo de medidas en Estados Unidos y pronto podremos ver su resultado.

No entiendo nada. ¿Como pretender ayudar a crear empleo sin reducir y simplificar impuestos? ¿Alguien me lo explica?


2 pensamientos en “Vergüenza de paro

  1. A los que viven de nuestros impuestos lo que menos les importa es la economia real pues ellos viven en mundo fantastico de empleo para toda la vida,colocar a los suyos, pedir beneficios de funcionario y asimilados, etc.

  2. Los empresarios están pagando menos que nunca. Y además no es cierto que reducir los impuestos genere más empleo. Genera más miseria y más sueldos miserables. Tú, en concreto, estás pagando en impuestos una mayor porción de tu ingreso que la gran mayoría de los ricos y las empresas. Warren Buffet, uno de los hombres más ricos de los USA, dice que su secretaria paga más impuestos que él. Las empresas y los millonarios no necesitan que les defiendas, para ello tienen sus políticos en nómina (es un decir, todo va en negro), tienen paraísos fiscales y una legión de abogados y contables para que les encuentren todos los trucos legales e ilegales para pagar menos o no pagar, o incluso recibir subvenciones. Trump es uno de ellos. Te has lucido con la ilustración. Este millonario lleva años sin pagar impuestos. A quien hay que bajar los impuestos es a los currantes como tú.
    Y lamento no haber estado a tiempo para comentar tu aportación sobre los Pujol. Yo quiero que vayan a la cárcel y les incauten todos los bienes, que los dejen en la miseria porque el político tiene que ser ejemplar, a cambio de los privilegios y honores que la sociedad les regala. Sin embargo, tras tu apasionada defensa de Esperanza y Rita con el alegato de presunción de inocencia me he quedado confundido. Yo hubiera esperado de una persona de bien como tú que hubiera pedido moderación y prudencia para los Pujol hasta que no haya sentencia. Ya se ve que tienes acepción de personas, que para ti todas las personas son iguales, pero unas más iguales que otras. En eso somos diferentes. Yo quiero cárcel para la pobre ancianita a la que los periodistas malos hicieron llorar. No tuvo ni la elemental vergüenza de dimitir cuando aquel bochornoso episodio de la fuga de los agentes de tráfico. Quiero cárcel y confiscación de bienes por encubrimiento de delincuentes que nos robaron a todos. Y me apena que Rita se muriese de cirrosis (no de los disgustos, como bien aclaro la autopsia) protegida por los privilegios senatoriales que le concedieron sus capos, porque yo la hubiera querido ver purgando las maldades que hizo en Valencia. Yo no soy tan compasivo como tu en la presuncion de inocencia, especialmente con esa gente que se ha beneficiado de los privilegios del poder que les otorgaron los votantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *