La Fe de mis mayores


¡Cantar de la tierra mía,

que echa flores

al Jesús de la agonía,

y es la fe de mis mayores!

Siguiendo la canción de Serrat, La Saeta, sobre el poema de Antonio Machado, escrito en 1914, y que tanto suena en estas fechas, sin entrar en la critica que Machado lanza a la fe a un Cristo inmóvil, frente a un Cristo que actúe entre sus semejantes, me gusta glosar la referencia a “la fe de mis mayores”, tan presente, no solo en España, sino en todo Occidente y que de, un tiempo a esta parte, parece que ya no es la nuestra como sociedad, y amenaza con no serlo como individuos.

Tengo claro que el catolicismo supone, frente a muchas otras religiones, una separación neta entre la Iglesia y el Estado, que no tiene nada que ver con la esquizofrenia que supondría la separación entre la fe y la vida. Occidente no puede renunciar a sus fundamentos cristianos, que son los que la hacen distinta. Amamos a la verdad, por nuestras raices cristianas. Vivimos en libertad, si amamos la verdad. Podemos convivir, por qué nos sentimos todos con una misma dignidad, la de personas.

No entiendo nada Ya se que las manifestaciones religiosas de la Semana Santa no presuponen una vida piadosa, pero nos recuerdan ‘la fe de nuestros mayores’, que nos lleva vivir mirando al más allá. ¿No es mejor esforzarse por ser hombres de fe, que quedarse en la indiferencia del todo vale? ¿Alguien me lo explica?


2 pensamientos en “La Fe de mis mayores

  1. Sobre el tema de ayer, aunque tarde, quisiera comentar que las antiguas comunidades cristianas que mencionabas han estado bajo gobiernos musulmanes desde el siglo séptimo, es decir, desde hace mil cuatrocientos años. Probablemente podría deducirse que su problema no es el Islam en sí mismo. Quizás esos desdichados están pagando los platos rotos de la intervención occidental “cristiana” en esa región. Posiblemente les hubiera ido mejor si les hubieran dejado en paz a todos. Catorce siglos viviendo juntos significan algo.
    Lo de la separación de la iglesia y del estado me ha parecido muy gracioso. Me he acordado de la Cruzada Nacional, de un criminal bajo palio cuyos restos están en un monasterio custodiados por una comunidad religiosa. Francamente gracioso. Creo que en nuestro plan de estudios no nos explicaron bien la historia de la iglesia, yo la he tenido que estudiar por mi cuenta. Si quieres te envío un resumen que tengo hecho.
    Lo de la fe de mis mayores también tiene connotaciones curiosas. Me gustaría saber si la expulsión de judíos y moriscos va incluida en el paquete, sin olvidarnos de la inquisición, las barraganas y la pederastia.
    Creo que fue Benedicto XVI quien nos recordó que la iglesia está haciendo su propia peregrinación hacia la Casa del Padre celestial. Una peregrinación en la que va avanzando en formas de entender la fe única y verdadera, sin nostalgias del pasado y sin temores al futuro. No estoy muy seguro si a mis mayores les hizo bien aquel modo de vivir la fe. Hoy eso ya no es asumible. El Papa nos sigue invitando a avanzar en el camino de la fe. Algunos parece que no están muy contentos, pero es el buen pastor puesto por el Espíritu Santo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *