A Dios rogando y con el mazo dando (artículo publicado en la la contra de La Gaceta el día 7 de enero de 2010)

Se acabó esta Navidad, pero las Navidades se seguirán celebrando durante siglos. Es la ventaja que tiene la realidad trascendente, que por mucho que se empeñen algunos, ellos pasan y las verdades duran y duran y duran.
 Se acabó la fiesta y llega la cruda realidad, que es esperpéntica. No sabemos lo que nos espera. Partimos de datos tan terroríficos como que 2.200 españoles perdieron el empleo cada día en 2009 y no contamos con casi ninguna variable esperanzadora, sólo acierto a ver una: “A Dios rogando y con el mazo dando”. Es decir: únicamente contamos con el esfuerzo personal de cada uno para sacarse él mismo y los suyos, las castañas del fuego. Por si fuera poco, los que tendrían que ir por delante (es decir, el Gobierno), están delante, pero mas bien enfrente, poniendo palos en las ruedas o, como vulgarmente se dice, tocándonos los cataplines.

 


 ¿Cómo se puede definir si no la brillante idea de la ministra de Sanidad de prohibir fumar en todos los locales públicos cerrados, en plena crisis? Esto, además de mandar a freír espárragos todas las inversiones que bares y restaurantes entre otros hicieron para adaptarse a la ley del tabaco acondicionando sus locales, va a suponer según los afectados una considerable merma del negocio, que para muchos implica, simple y llanamente, echar el cierre. 
 Una vez más, este Gobierno actúa con torpeza, no sé si intencionada. La amenaza de la ministra de que en 2010 no se podrá fumar en lugares públicos es hoy por hoy sólo una amenaza. Aunque ya el propio día 1 de enero, y fruto de esta habitual desinformación, en algún restaurante se había quitado la zona de fumadores pensando en que ya se aplicaba la amenaza, hay que recordar que los deseos de las ministras y ministros son eso, deseos, y para convertirse en ley deben aprobarse en el Parlamento y este trámite durará como mínimo seis meses.
 Hablando de deseos, les pedí mediante sms a varios políticos, (representativos de lo que ahora se llama distintas sensibilidades), que me contaran qué le pedían a los Magos para este año. He visto con alegría que no se diferencia mucho de lo que les pedimos el resto de españoles. Sin olvidarme de Duran i Lleida, que pedía la liberación de los cooperantes catalanes, ni el sentido de Estado y diálogo al Gobierno y a la oposición que pedía Pedro Aspiazu del PNV y del diputado de CC Perestelo, la mayoría piden, al igual que Celestino Corbachoministro de Trabajo, “recuperación económica y creación de empleo”. En ello coinciden Ana Pastor (PP), Javier Barrero (PSOE), y Jordi Guillot (IC), entre otros.
 Les daré un consejo a todos que me viene de la respuesta de Carlos Salvador, de UPN: los grandes cambios empiezan por uno mismo. Ante tales deseos, sólo cabe el sumarme, rogándole además al ministro del ramo, Sr. Corbacho, que se aplique y traslade al Gobierno mi lema del día: “A Dios rogando y con el mazo dando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *