Al gallinero


gallinero

En mi época, !qué tiempos aquellos¡, a los alumnos díscolos se les ponía en primera fila. La única opción de enmienda pasaba por un control férreo del profesor. Ahora que la enseñanza ya no es lo que era, los profes desarmados tienen que lidiar con demasiados especímenes que no tiene más interés que dejar pasar el tiempo de escolarización obligatoria, su pongo que casi es mejor poner delante a los cuatro o cinco que sí quieren seguir la asignatura y ubicar en el gallinero a los del montón para que, molestando poco, se dediquen a lo que quieran. No sé si las razones son tan de supervivencia como estas, pero la cuestión es que Podemos, después del show –amamantamiento incluido- de la sesión constituyente, ha sido desterrado a la parte trasera del hemiciclo. También es verdad que para hacer cosas peculiares es la zona más discreta…

Lo más curioso del afer es la titularidad de la propuesta. ¿Quién ha sido? Lo han votado PP, Ciudadanos y PSOE, ¿habrán sido ellos? Verde y con asas. Entonces, ¿a qué viene la salida de Patxi López de que han sido otros? ¿No es Presidente de una Mesa? ¿Ya no es del PSOE?

No entiendo nada. Ya sabemos que para ser Presidente de las Cortes no hace falta ni ser una lumbrera, ni ser un tío de primera pero ¿no será del todo necesario que al menos uno sea leal a los órganos colegiados y sincero?  ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *