Alsasua, ¿terrorismo o riña de bar?

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

En la madrugada de un sábado de octubre de 2016, en Alsasua, un teniente y un sargento de la Guardia Civil y sus parejas, se hallaban en un bar de la localidad “tomando algo y bailando” cuando empezaron a notar “malas miradas” que, después de varias provocaciones, se convirtieron en “un horror” ya que fueron agredidos brutalmente por unos 50 energúmenos que les cosieron a golpes y patadas hasta que apareció la Policía Foral y las bestias desaparecieron. La cuestión de fondo no es más que el ‘odio’ de algunos y su bajeza hasta actuar como salvajes, junto a la miserable reacción de algún colectivo, vinculado a ETA, que no solo no condenó el salvaje hecho, sino que aprovechó para exigir la expulsión de la Guardia Civil del territorio navarro en una campaña que ya dura tiempo.

Este último sábado, en Pamplona, se ha producido una multitudinaria manifestación apoyada incluso por sus instituciones, Gobierno Foral de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona, y con presencia oficial de los cuatro partidos nacionalistas que gestionan dichas corporaciones, Bildu, Geroa Bai, Podemos y Ezkerra-Izquierda, acompañados también por algún que otro sindicato, ELA, CCOO y LAB.

La discusión jurídica es bien simple, terrorismo o riña de bar, y ahí los jueces de la Audiencia Nacional tendrán la palabra; pero la discusión política es bien otra y va de que ‘sobra el Estado en Navarra’ y eso ya es harina de otro costal. La pregunta de fondo es si nuestro Estado defiende a aquellos que son hostigados permanentemente por ser considerados por algunos como ‘representantes de una ocupación’; esto ocurre habitualmente en jueces, fiscales, policías, benemérita y otros funcionarios que sobreviven con ‘mobbing’ constante por parte de personas e instituciones en el Pais Vasco, en Catalunya y ahora en Navarra y pronto quizás en otras regiones de España.

No entiendo nada. ¿Qué Estado es tal si no defiende a sus propios representantes? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *