Andalucía: elecciones laboratorio


susana-moreno

Esta noche empieza la campaña electoral para las elecciones al Parlamento de Andalucía. Será la primera de las varias campañas a las que los españolitos seremos sometidos durante 2015. Haciendo un poco de historia, siempre va bien, las últimas elecciones andaluzas fueron el 25 de marzo de 2012 y las ganó el PP. A falta de cinco diputados para la mayoría absoluta el candidato del PSOE, José Antonio Griñán consiguió formar gobierno apoyado por IU. Por motivos más bien desconocidos pero no muy alejados de cuestiones judiciales, Griñán dimitió en plena legislatura y fue Susana Diaz la elegida para sustituirle al frente del mismo gobierno de coalición. A los pocos meses la emergente socialista decidió que IU no era un socio estable y ante el asombro de sus coaligados disolvió el parlamento y convocó elecciones. El PP que había ganado, castigó -es un decir- al candidato semitriunfador y lo cambió por un neófito que según parece empeorará con mucho los resultados obtenidos.

No entiendo nada. A raíz de las primeras elecciones de 2015, muy  pocos elucubran sobre la situación de Andalucía y el futuro que le espera; la gran lectura de estas elecciones–laboratorio en la tan olvidada Andalucía, es ver el comportamiento electoral de los españoles ante los nuevos partidos emergentes y los pactos postelectorales con su lectura política. ¿En tan poca estima tienen los líderes béticos a su Andalucía? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *