Arrinconar a VOX


Tuitter:@jmfrancas Webhttps://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.esYou tubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

Yo no sé si los votantes del PP y los de Ciudadanos les perdonarán ‘blanquear’ como dice la izquierda a VOX pactando con ellos, pero si sé que, el sentido común y el futuro de España, no les perdonarán haberse tragado los postulados de la izquierda que, teniendo una historia más que vergonzosa en cuanto a extremista, pretende como inquisidora laica calificar a los demás según le place. Aceptar el postulado de la izquierda de que VOX es la extrema derecha o la ultraderecha, cuando basta examinar su programa y, sobre todo, sus comportamientos para ver que no lo es, es caer en la trampa de Sánchez e Iglesias de estigmatizando a la derecha quitarle al centro derecha la capacidad de pactos a no ser que quieran ‘mancharse’ de por vida.

Tiene su cosa que el PSOE, que acepta apoyos de cualquiera, pueda pactar sin especial problema con anticonstitucionales -los independentistas-, ex violentos -Otegui y sus muchachos- y antisistema -Iglesias y demás- catalogándolos de democráticos y en cambio eche en cara a Ciudadanos y al PP sus escarceos con VOX que es defensor de la Constitución, que sufre la violencia de los demás y que esta totalmente en el sistema.

Si Ciudadanos y el PP pierden esta batalla que no es solo ‘nominal’ y, por ‘tontos’ comulgan una vez más con los criterios que les impone la izquierda o bien se aprovechan del estigma de ultras a VOX para con visión cortoplacista sacar votos, ¿como justificarán poder pactar con ellos cuando los necesiten?

No entiendo nada. ¿No ven PP y Ciudadanos que VOX es sin más la derecha? ¿Alguien me lo explica?


1 comentario en “Arrinconar a VOX

  1. Empezando por que VOX no es un partido político, más bien una plataforma constituida por desencantados y/o cansados del PP de Rajoy, que no ha cubierto sus expectativas. Para no tener, no tiene ni programa de gobierno, sólo unas cuantas ideas populistas sacadas del acervo de una parte de la población que las han confundido con un proyecto, pero que poco a poco se ha dado cuenta que no son prerrogativas sólo de él, que ya las tenían dentro de su propio partido, pero estaban ocultas a sus ojos detrás del velo de lo cotidiano, no hay más que mirar la caída de votantes que ha experimentado en estas autonómicas y municipales con respecto a las generales. El problema surge ahora por la ingenuidad del PP de mirar sólo al dedo y querer imitar las excentricidades de VOX, ¿quién es más loco, el loco o el que sigue al loco? C’s, por otro lado, no ha querido tener contacto con él, lo ha considerado non grato, sin embargo no le ha hecho ascos a sus escaños en Andalucía y si entras al trapo ya se sabe lo que pasa.
    A lo que vamos, a la pregunta, tanto PP como C’s no ven que VOX no es la ultraderecha europea, ni siquiera un problema, es una moda pasajera como Podemos, una rabieta infantil que se pasará en cuanto empiecen a actuar como adultos inteligentes y dejen de mimarlos o de pegarles como padres ineptos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *