Autopistas fantasma


El-rescate-de-las-concesionarias-de-autopistas-de-peaje-en-quiebra-parece-inevitable

Nueve, de momento, son las autopistas de peaje españolas que están en fase de concurso de acreedores. El gobierno acudirá en su rescate y para ello plantea crear una nueva sociedad estatal, pública por supuesto, con estas autopistas y, a través de una quita de alrededor de un 50% a las entidades bancarias acreedoras, salvar la situación con, según aseguran, coste cero para los ciudadanos. A los brillantes números presentados hay que añadir unos 1200 millones de euros pendientes de pago por las expropiaciones no liquidadas de los que alguien, me imagino que todos, deberá hacerse cargo.

No entiendo nada. ¿Cómo es posible este rescate con un coste cero para los ciudadanos? ¿Acaso las arcas públicas no son dinero de todos? En Cataluña alguna autopista es mucho más barata en horario laborable que en festivo en Madrid es lo contrario. ¿No parece mejor primar el trabajo sobre el ocio? Las pocas experiencias que se han hecho de bajar claramente el precio de los peajes se han traducido siempre en más usuarios. ¿Se han planteado las concesionarias, la banca y el gobierno, principales agentes en esta operación, la posibilidad de hacerlas viables económicamente bajando los peajes? ¿Es preferible un concurso de acreedores que bajar los precios y mantener, probablemente aumentar, la recaudación? ¿El responsable de construir autopistas fantasmas, del todo innecesarias, pagará algo? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *