Badalona, saltarse la ley a la torera

albiol-y-sabater

Lo de Badalona es para libro de humor negro. En las últimas elecciones el alcalde del PP, Xavier García Albiol, ganó doblando a la segunda fuerza pero, al no llegar a la mayoría absoluta y por aquello del cordón sanitario contra el PP, los soberanistas de Guanyem Badalona en Comú con el apoyo del Partido Socialista, de Esquerra Republicana, de Iniciativa (IU) y, como no, del concejal Convergente, dieron el gobierno de la ciudad a la candidata que representaba a las CUP y Podemos. Lo del PSOE, PSC allí, es de aurora boreal, les da el gobierno y ni siquiera gobierna.

La alcaldesa, Ilma Sra Maria Dolors Sabater, sigue, al igual que otros de su misma ralea, solo con la política de gestos, el conocido postureo, y, con cuatro lecturas mal digeridas, decide que lo de la Conquista de América es un genocidio y que Badalona no celebra las fiestas de España. Un juez, ante la denuncia de la Delegación de Gobierno en Catalunya, prohíbe abrir las dependencias del ayuntamiento como un día laboral y seis concejales optan no solo por saltarse el auto del Juez, sino que el tercer teniente de alcalde, José Tellez, lo rompe en presencia de toda la prensa.

No entiendo nada. Voces desde la izquierda alertan de la conveniencia de dejar pasar este hecho para no echar más leña. ¿Debe la ley, para no exacerbar ánimos, hacer excepciones cuando los soberanistas se la saltan a la torera? ¿Alguien me lo explica?

3 pensamientos en “Badalona, saltarse la ley a la torera

  1. Si el Gobierno “mira para otro lado”, será sospechoso de tener motivos que le aconsejen hacerlo. ¿Y ahora qué..?

  2. Eso de desobedecer la ley me parece francamente mal. Lo de saltársela a la torera suena que es más español que catalán, los catalanes parecen menos taurinos. Por eso en otros lugares de la Península esa imagen taurina se aplica muy bien, hacen con la ley lo que les da la gana. No es algo exclusivo de los catalanes.
    Por mí, que se les aplique todo el rigor de la ley. Supongo que no llegará la sangre el río, como en otras épocas de infeliz memoria. En cambio, yo estaría dispuesto a indultar a los municipales badaloneses porque gracias a ellos, o felix culpa, la política puede alegrarse de las arrolladoras cualidades de Albiol, que antaño eran de exclusivo disfrute de Badalona. La política catalana ha ganado tanto con la presencia de Albiol, que yo le propondría muy seriamente para que diera el salto a la política nacional. Su sitio está en Madrid. No sé si en el PP son capaces de apreciar esto.
    En lo de valorar la conquista de América como un genocidio yo creo que quien tiene que hablar no son los presuntos genocidas o, mejor dicho, sus descendientes históricos (nosotros). Los que podrían calificar aquello como genocidio serían los descendientes de las presuntas víctimas. Vaya usted a preguntarles, yo ya he ido, y verá que tienen un recuerdo que está en la línea de que no hay mucho que celebrar el 12 de octubre.
    A mí me parece que hacer del 12-X la gran fiesta nacional española habla de lo confundidos que andamos los españoles con respecto a la nacionalidad. Podríamos tener el 19-III para acordarnos de la Constitución de Cádiz, o del 2-V orgullo nacional un poco olvidado últimamente. O incluso el día que ganamos el mundial de futbol y no lo digo en broma.
    Por último, unos expertos en saltarse la ley a la torera están siendo juzgados en estos días. Manda especiales saludos Bárcenas, para que no se olviden de él. Y Cospedal quien le mantuvo en despido diferido, también manda saludos.

  3. Las confesiones de Correa en el caso Gurtel han sido fascinantes. Nada que no supiéramos, pero de todas formas fascinantes. La vergüenza ya ha emigrado definitivamente. En el formidable gobierno de Aznar se daban comisiones del dos o el tres por ciento por obras públicas. Solo lo que tenía Bárcenas en Suiza corresponde a un dos por ciento de unos dos mil quinientos millones. Sin contar con la parte de Correa, y del político que adjudicaba el contrato. Estamos hablando de contratos que podrían estar por encima de diez mil millones de euros. Será interesante saber quién era ese político con tanto poder para adjudicar semejantes cantidades de dinero. De momento el nombre no aparece.
    Otra cosa fascinante es ver cómo Ciudadanos se ha desmelenado para exigir que se sepa toda la verdad y que el PP no pueda eludir el esclarecimiento de sus corrupciones. Ahí están metiendo presión por todas partes para los corruptos tengan un escarmiento inolvidable. Estoy muy conmovido por esa reacción del partido de Rivera. Están marcando un ejemplo inolvidable.
    Hay gente que cree que Bárcenas está muy enfadado porque los medios de comunicación no le están prestando la atención que él se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *