Bárbara Serrano: ‘Cuando los humanos hacemos las cosas porque queremos hacerlas damos lo mejor de nosotros’


Tuitter: @jmfrancas Blog: noentiendonada.es Web: http://sinpostureo.com You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

JMF: ¿Qué es El Dragón?

Bárbara Serrano: Es una escuela democrática, la primera acreditada en España y también es una escuela internacional y orgánica, de 3 a 18 años.

JMF: ¿Democrática?

Bárbara Serrano: La escuela democrática es el nombre que tienen las escuelas de este tipo en el mundo: Democratic School.

JMF: ¿De qué tipo? No las conozco.

Bárbara Serrano: Todas las Escuelas Democráticas del mundo comparten dos principios:

1.Libre asignación del tiempo por parte del alumno

2.Gestión democrática del funcionamiento de la escuela (democracia directa, una persona un voto). En España el término “democrática” da lugar a confusiones, enseguida se politiza.

JMF: Y, ¿eso funciona?

Bárbara Serrano: Eso funciona. Como decía Neill (creador de Summerhill, la primera escuela democrática del mundo hace 100 años): la libertad funciona. En mi opinión, de hecho, lo único que funciona es la Libertad, en todo. La Libertad real, esa que va acompañada de responsabilidad.

JMF: Pero lo del ‘tiempo’, ¿cómo se concreta?

Bárbara Serrano: Los estudiantes están 7 horas al día en la escuela, la escuela ofrece un amplísimo abanico de posibilidades en forma de actividades, clases, talleres, proyectos, etc. Cada alumno confecciona su propio horario eligiendo las actividades.

JMF: Y ¿qué cursa? ¿Qué tipo de actividades? ¿Qué titulo le das?

Bárbara Serrano: Acaban con su titulación americana, española y Bachillerato Internacional británico. El Dragón es un centro extranjero homologado por la CAM también.

JMF: Y ¿el curriculum?

Bárbara Serrano: El curriculum es libre. Luego, a partir de middle School (ESO) tienen la opción de conseguir el título de Bachillerato Internacional Británico, para ello han de realizar 8 exámenes de las materias que elijan. En 6 cursos, exámenes oficiales Cambridge de 8 asignaturas a elegir. Hay muchas opciones: español, inglés, historia, educación física, todo tipo de deportes, arte, música, matemáticas, química, física… Pero si no quieren el título británico internacional y prefieren hacer la “selectividad” española tienen un título de ESO y Bachillerato español normal. Nosotros aconsejamos siempre el internacional porque lo sacan en 6 años, con materias que eligen ellos y tienen una nota media superior.

JMF: Entiendo que ellos confeccionan su propio curriculum, ¿alguna limitación tendrá esa libertad si tiene que acabar en un título oficial?

Bárbara Serrano: La limitación es la que te digo: si quieren título británico internacional tienen que realizar esos 8 exámenes (IGCSE se llaman) y hay otra restricción desde Elementary (Primaria) tienen que asistir 6h a la semana a clases de lengua y cultura española. Esto lo impone la Comunidad de Madrid. Por nosotros no sería así, pero es la única condición que pone la CAM para autorizarnos como centro educativo.

JMF: Y, ¿los resultados?

Bárbara Serrano: Los resultados son muy buenos. Cuando los humanos hacemos las cosas porque queremos hacerlas, porque las vemos necesarias y tienen sentido, entonces damos lo mejor de nosotros. Las cosas no funcionan cuando se nos embuten contenidos desconectados, que no sabemos de dónde vienen ni para qué sirven. No somos eficaces cuando no entendemos las razones para hacer algo. Cuando vemos la utilidad somos muy eficaces. Es nuestra naturaleza.

JMF: ¿Se adaptan los niños difíciles, los que nos les gusta estudiar?

Bárbara Serrano: Precisamente esos son los que mejor se adaptan. Normalmente esos niños son los “sintomáticos”, los encargados de alertar ante algo que no funciona. Todos los humanos estamos codificados para aprender sin parar. Es algo que no podemos evitar. Nuestro cerebro es una máquina de aprendizaje y todo nuestro sistema está conformado para que sintamos placer cuando aprendemos, progresamos y nos hacemos eficaces. Los niños difíciles, en realidad, tienen más suerte porque son los que hacen que sus familias se muevan y busquen opciones. Suelen sacar a toda la familia de su zona de confort y muchos acaban encontrando alternativas mucho mejores, como El Dragón. Los que corren peor suerte son los asintomáticos, los que soportan todo, los que se adaptan a un sistema que no funciona -y que sabemos que no funciona hace ya más de 50 años-, los que pierden su iniciativa y su capacidad de emprendimiento, de responsabilidad y de transformación de la realidad. Estos no dan problemas en casa. Aparentemente, porque es un problema mucho mayor el vivir “dormido”, apagado, frustrado.

JMF: ¿Qué extrapolarías de vuestro sistema a los demás colegios?

Bárbara Serrano: Yo extrapolaría estos dos principios absolutamente, los que te contaba antes que comparten las escuelas democráticas. Son la clave de todo: yo elijo y yo me responsabilizo. Pero en España es casi imposible. Si quieres ser un centro español no puedes. No te autorizan.

JMF: Muchas gracias Bárbara, habrá que ir avanzando en libertad incluso en lo educativo.

Bárbara Serrano: Sobre todo en lo educativo, lo demás viene solo después. Gracias a ti


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *