Barcelona, adiós al 92

De la misma manera que es impensable Barcelona 92 sin la presidencia en el COI de Juan Antonio Samaranch, era imposible llevarse la Agencia Europea del Medicamento con el proceso independentista vivo y operante. Tener que salir por piernas de Londres no parece que se resuelva con ir a una ciudad que esta batallando por salir de España y por tanto de la UE.

Es evidente que, en toda votación política, los distintos agentes votan por puro interés propio. Nunca define una decisión la idoneidad del candidato, sino lo que se obtendrá a cambio por los que le apoyan, pero de la misma manera, si es definitivo para el rechazo, que no estés a la altura por condicionantes propios. Recordemos que la excusa para no dar a Madrid una Olimpiada fueron los recientes atentados de un luctuoso 11 de marzo.

¿Barcelona ha perdido la agencia por Puigdemont?  Sin duda. ¿Barcelona ha perdido la agencia por Ada Colau? Es evidente que ha contribuido a ello, pero tampoco tengo ninguna duda de que no se ha perdido solo por ellos. Una alcaldesa que desprecia lo normal, que sorprende por su inquina hacia el turismo y que pone pegas a todo, no es un buen ningún atractivo. Un Gobierno regional, eso es la Generalitat para Europa, díscolo, que va por libre y que pone a parir a la propia UE cuando esta se enfrenta a sus caprichos secesionistas, no parecen ser merecedores de ningún caramelo. Per un Gobierno Central, que lleva tiempo sin comerse una rosca en los repartos europeos, tampoco parece que este a la altura.

No entiendo nada. Por parte del Gobierno, de la Generalitat y del Ayuntamiento, ¿qué ofrecían, para llevarse la sede a Barcelona, además de problemas? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *