Celia Cánovas Essard: ‘ Podemos se lo han cargado esa élite que rodea a Iglesias. Los demás no somos nadie.’


Conversación tranquila de @jmfrancas con Celia Cánovas Essard (@CanovasCelia). Abogada y ex senadora de Podemos en Cataluña.

Tuitter:@jmfrancas Webhttps://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.esYou tubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

JMF: ¿Cómo está la política catalana?

Celia Cánovas Essard: La política catalana ya no existe. Existe un monotema.

JMF: La política en Cataluña entonces…

Celia Cánovas Essard: Es una lucha por la supervivencia de unos pocos, no se hace política para los catalanes.

JMF: ¿Quién es quién? Desde fuera no es fácil aclararse…

Celia Cánovas Essard: En Cataluña, es una lucha entre la burguesía catalana, que siempre ha ostentado el poder, contra su propias cloacas, para ocultarlas se ha refugiado en un falso independentismo.

JMF: Me hablas de Pujol y su ex partido o incluyes a más partidos.

Celia Cánovas Essard: Incluyo a Pujol y a los sucedáneos. Los que se salvan son ERC, siempre han luchado por lo mismo. Aunque ni se imaginaban hace unos años tener el protagonismo que los falsos independentistas les han dado. Pero ERC, en tanto que ha seguido el juego a los sucedáneos de Pujol, ha perdido muchos puntos.

JMF: Y, ¿el PSC?

Celia Cánovas Essard: El PSC tuvo cierta hegemonía, pero su corrupción le hizo perder la confianza de la gente. Como el resto de los partidos se encuentran inmersos en esta confrontación, sin tener un ideal propio que los distinga de Madrid. Al igual que ocurre en Podemos. Por mi trabajo he conocido a pesos pesados del PSC.

JMF: Pero el PSC sí era burguesía, al menos los que lo mandaban, ¿no?

Celia Cánovas Essard: En Cataluña, he visto representar mejor a la burguesía a Convergencia que a ningún otro. El PSC se presentaba como representante de los trabajadores, de los obreros, pero eso lo olvidaron pronto.

JMF: Raventós, Obiols, Nadal…, de obreros, nada de nada.

Celia Cánovas Essard: Ya.

JMF: Eran burguesía pura y dura y algunos de la llamada ‘gauche divine’…

Celia Cánovas Essard: Eso está claro, pero como siempre ocurre, se promete mucho, y pronto se olvida a la gente que te vota. El famoso cinturón rojo. Me he dado cuenta que los políticos profesionales, nunca han pisado una obra, un mercado, una oficina del INEM, salvo en campañas. Necesitamos a gente de verdad. No importa los partidos, todo es lo mismo.

JMF: ¿Qué le pasa a Podemos? era la gente…

Celia Cánovas Essard: !Menuda decepción¡

JMF: ¿La tuya?

Celia Cánovas Essard: Vamos a ver cómo te lo explico: son jóvenes, la mayoría sin experiencia profesional, laboral ni personal, que han llegado a ser diputados o senadores, ni mas ni menos. De pronto están arriba, y se integran en todo el sistema que combatían, hasta el punto de querer formar parte del Gobierno, cueste lo que cueste.

JMF: ¿Savia nueva entonces?

Celia Cánovas Essard: Savia nueva sin honestidad y sin coherencia, no me sirve.

JMF: Explícame, ¿Colau es Podemos?

Celia Cánovas Essard: Colau es Colau. Se ofende si le dices que es Podemos. Ha llegado a un pacto Pablo Iglesias.

JMF: ¿Qué es entonces? Yo la he visto junto con Carmena y Pablo Iglesias…

Celia Cánovas Essard: El se apunta el tanto de las victorias de Colau, como hizo con Carmena. Pero fíjate cómo ha quedado claro que Carmena no es PODEMOS. Y Pablo Iglesias se quita el problema de Cataluña. No quiere que destaque nadie de ‘Podem’. No tenemos lideres en Cataluña en ‘Podem’, porque Iglesias no lo ha permitido. En Caraluña Podemos está acabado.

JMF: Y, ¿en el resto de España no?

Celia Cánovas Essard: También, aún le quedan algunos diputados para gastar en las próximas elecciones, ¿por qué te crees que quiere entrar en el Gobierno?

JMF: Dímelo tu…

Celia Cánovas Essard: Podemos se lo han cargado esa verticalidad, esa cerrazón, esa élite que rodea a Iglesias. Los demás no somos nadie.

JMF: ¿Aún te incluyes?

Celia Cánovas Essard: Es por deformación, pero estoy fuera de este Podemos, no del Podemos original, transversal, el que nos atrajo a todos. Me han hecho demasiado daño y he sufrido una gran decepción.

JMF: ¿Qué te atrajo de Podemos?

Celia Cánovas Essard: Me trajo esa frescura, esa idea de que los de abajo debían mandar a los de arriba, su absoluta transversalidad. Cabíamos toda la ciudadanía progresista y de cambios. Pero cuando subes, ves que por dentro no hay nada.

JMF: ¿Qué o quién te echo de Podemos?

Celia Cánovas Essard: Vine a aportar, a prestar mis conocimientos, a darlo todo, a ser consciente de que esto era de paso. Pero tenían el tinglado ya montado entre unos pocos y no se permitían intrusos como yo. Empecé a ver cómo se hacía política solo por la foto, no por cambiar de verdad. Me he sentido arrinconada, aislada porque he criticado lo que he visto. En Podemos, e imagino que en todos los partidos, no se permite pensar ni criticar a Iglesias o a Montero. He visto como poco a poco se han cargado la organización para convertirla en peones al servicio de su señor. Se ha dejado de lado la democracia interna, y todo disidente es “aniquilado”. Total que no he venido a Podemos a NO PENSAR.

JMF: Han aprendido los vicios de la política española rápido…

Celia Cánovas Essard: Muy rápido. . Por eso, la caída será rápida.

JMF: ¿Cómo ves a Ciudadanos? Era otra esperanza blanca…

Celia Cánovas Essard: Tremendo. Otro partido que ha dado un giro absoluto a su ideología. Aunque no lo conozco por dentro, por lo que veo es otro partido que gira entorno a lo que dice y piensa su líder. Eso es muy malo. Ya se le han marchado gente importante. Eso significa mucho. Tanto hablar de corrupción, y se alían con el partido más corrupto de España en muchos sitios.

JMF: ¿No será que falla el sistema?

Celia Cánovas Essard: El sistema está pensado para sellar cualquier rendija que se forme. Se autocierran heridas. Falta todavía que se cree un Partido rupturista de verdad. No puede ser que sigan manteniendo las puertas giratorias. Que los políticos manden en instituciones como Tribunal de Cuentas, que nombren a Jueces, al Fiscal General del Estado. Por no hablar de que tenemos una Constitución que es dificilísimo cambiar. Todo se pensó muy bien.

JMF: Pero lo de la Constitución es bueno, ¿no? Imaginate a Sánchez que la pudiera cambiar fácilmente…

Celia Cánovas Essard: Depende cómo lo mires. Si es para avanzar y modernizarte como País no es nada bueno que se quiera mantener una Constitución que se creó justo después de una dictadura. Si es para mantener lo que tenemos, ya va bien. Creo que hay que ser valientes y crear una comisión constitucional y atreverse a mejorar.

JMF: Si tuviéramos un Constitucional independiente quizás…

Celia Cánovas Essard: Claro, sobre todo hay que blindar la independencia Judicial.

JMF: Y, ¿lo hará alguien?

Celia Cánovas Essard: No creo que sea pronto. Pero la presión social lo hará posible. No olvidemos que todas las normas, en el fondo, vienen impuestas por la sociedad. Hoy se habla de cosas que hace pocos años eran impensables.

JMF: ¿Me hablas de la sociedad civil?

Celia Cánovas Essard: Sí. Es la base del sistema. La que paga impuestos, la que vota, la que sufre las penurias de la crisis.

JMF: Me apunto, ahora los políticos mandan contra nosotros.

Celia Cánovas Essard: Correcto. Ahora mandan con el único fin de mantenerse en el poder o en la silla. Lo he visto muy claro desde el Senado. Cada legislatura solo se piensa para ganar en la siguiente. Nada mas. Falta más transparencia. Las instituciones no deben ser herméticas a la gente. La ciudadanía debería conocer y juzgar con más conocimiento de causa. Por eso me ha dado mucha rabia ver el desperdicio de Podemos.

JMF: Para acabar, ¿algunas ideas para la solución del problema de Cataluña?

Celia Cánovas Essard: Creo que el problema de Cataluña se debe solucionar sentados las horas que hagan faltan falta y no dar tanto bombo a una idea, como la independencia, como si eso fuese la solución para Cataluña. Falta que se haga didáctica, mucha, sobre todo, y no cegar a la gente con mentiras creando falsas expectativas y divisiones donde no las ha habido nunca. Basta de engañar. Y creo que al final el voto de la gente será decisivo.

JMF: ¿Con referéndum?

Celia Cánovas Essard: No voy por ahi, voy por el voto de la gente a los partidos que de verdad defiendan los intereses de la ciudadanía. El referendum es un eslabón más dentro de un proceso que podrá o no llevarse a cabo. Creo en que la voluntad popular ponga en cintura a los políticos.

JMF: Gracias Celia, ¿podremos hacer otras más adelante? has abierto multitud de melones…

Celia Cánovas Essard: Gracias a ti. Me ha gustado mucho. Por mi voy donde quieras, nos quedamos cortos por aqui.

JMF: Hasta pronto entonces, hay que despertar a la gente.

Celia Cánovas Essard: Siiii.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *