Ciudadano Rajoy


Si alguno dudaba de la politización de la justicia en España, ahora tiene más motivos para hacerlo. La separación de poderes pudo ser y no fue, y han sido los partidos políticos y el sectarismo de algunos togados, los que la aniquilaron casi al nacer.

El tribunal que juzga la Gürtel y que citó a Rajoy como testigo, acaba de emitir un auto denegándole el poder declarar por videoconferencia y exigiéndole que vaya a declarar a la sala. El ciudadano Rajoy será tratado como un ciudadano más para poner en la picota al presidente Rajoy. Así de simple.

Es verdad que los motivos aducidos por Moncloa, agenda, seguridad y gasto de recursos públicos, disfrazaban lo que realmente les preocupaba, la pena de telediario, y se lo han puesto relativamente fácil al tribunal para razonar en contra de estas alegaciones y decide hacerle comparecer en vivo, aunque el auto deja al descubierto que también el Tribunal puede perseguir otra cosa. Los Magistrados, una vez refutados los argumentos por los que se pedía intervenir en videoconferencia, recuerdan que Rajoy debe comparecer como ciudadano español en calidad de testigo, si bien consideran procedente adoptar cuantas medidas sean necesarias para preservar su imagen institucional, curioso esto si se trata de un ciudadano normal. Eufemismos de Moncloa para alegar, eufemismo del Tribunal para razonar el auto de la respuesta.

Recordemos que esta citación ya vino precedida de sus más y sus menos, y al final la obligación de que sea presencial también, dados los precedentes, Artur Mas, Iñigo Errejón, Carolina Bescansa y muchos más lo hicieron en plasma y que ni siquiera ha habido unanimidad del tribunal al negárselo a Rajoy.

No entiendo nada. Si se trata de citar solo al ciudadano Rajoy, ¿nadie le verá como Presidente de Gobierno? ¿Alguien me lo explica?


2 pensamientos en “Ciudadano Rajoy

  1. Aunque ya no me tendría que asombrar nada, me quedo perplejo con tu defensa de Rajoy. El presidente Rajoy en la picota es una imagen de justicia, pero es una imagen ficticia. Yo no quiero verle declarar como testigo, le quiero ver como acusado. Hasta que eso ocurra, cosa que dudo, lo demás es circo para entretener a la gente y que no se alborote demasiado. El partido que dirige está tan podrido que por donde lo toques sale pus. Su gobierno ha hecho horrores y desmanes sin medida y los sigue haciendo mientras asegura que lucha contra la corrupción. Lo último del fiscal Moix es como para llorar de desesperación o reír sarcásticamente. Nadie como Rajoy ha humillado y destruido la reputación del cargo de Presidente del Gobierno de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *