Coches, monos y hombres


You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Vuelve a saltar un escándalo que afecta a la gran industria automovilística alemana. Según parece un Volkswagen Beatle sirvió para que el laboratorio el Lovelace Biomedical de Alburqueque (EEUU) realizara una pruebas en una pequeña habitación donde se habían encerrado diez monos con el propósito de determinar los efectos que tiene el dióxido de nitrógeno (NO2) sobre el sistema respiratorio y sobre la circulación sanguínea primero en macacos y luego en humanos. El encargo la habría realizado la Asociación Europea de Estudios sobre la Salud y el Medio Ambiente en el Transporte (EUGT), un instituto financiado por Volkswagen, BMW, Bosch y Daimler (fabricante de Mercedes-Benz). Llueve sobre mojado dado que ya en su momento la industria automovilística alemana, en concreto Volkswagen ya estuvo en la picota por la manipulación de las emisiones de gases tóxicos en sus coches.

De este affaire has dos cuestiones que de confirmarse dan mucho que pensar. La primera es que si bien el primer escándalo, la emisión de gases, en EEUU le costo a la marca multas muy serias en Alemania se saldo con algunas dimisiones y pase por el taller de vehículos, visualizando el ‘poder’ de esta industria en la U.E. El otro hecho que me ha impactado es la explicación de algún directivo del porque en Alemania se realizaron las mismas pruebas de gases no en macacos sino en humanos, dado que la legislación alemana es muy estricta en la experimentación animal.

No entiendo nada. ¿Hemos de entender que en Alemania, en cuestiones de experimentación, se protege más a los primates no humanos que a los humanos? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *