Colonialismo anacrónico


gibraltar-monkeyEl hecho es que hoy, esta tarde, el Ministro de Exteriores español ha comparecido en el Congreso para hablar de uno de los temas estrella del verano: Gibraltar. Al margen del show esperpéntico de Tardá, el de Esquerra, el discurso del ministro ha sido de lo más sensato, pragmático a la vez que tajante y claro con la posición española. Es evidente que un país que en el siglo XXI es capaz de mantener una colonia en territorio de un aliado, la mantendrá sine die. Es evidente que un país que traga con el hecho de que un socio mantenga una colonia en su territorio en pleno siglo XXI, se la tragará de por vida.

Entiendo que, dada la realidad y los antecedentes, hoy por hoy  no toca discutir de soberanía, sería un diálogo de besugos. No nos podemos permitir el lujo de perder la ‘amistad’ del Reino Unido, es más fuerte y pinta mucho más que nosotros. Sin renunciar a nada, hay que plantear las cuestiones que nos enfrentan en el ámbito de la legalidad: ámbito fiscal, económico, pesquero, medioambiental etc.

Por último, es básico no soltar la mano del PSOE a pesar de las idioteces efectuadas en la época Zapatero, la referencia de Margallo a Felipe Gónzalez ha sido genial; probablemente Gibraltar sigue siendo una colonia -anacrónica sin duda- porque la política exterior del Reino Unido es seria y duradera y no depende de las ideas peregrinas y contradictorias del color del Gobierno de turno como si nos pasa aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *