Con el agua al cuello


8e4d849020912a8b2cf169a7d5fca59dEl hecho es que durante el ‘Debate sobre el estado de la Nación‘, Rajoy después de reconocer la situación económicamente lamentable en la que recogió España, ha justificado su labor anunciando que nuestro déficit no alcanzará el 7%.  Es conocido que toda su tarea en este primer largo año ha tenido como último objetivo intentar reducir este déficit. Dando la sensación de tarea acabada, el Presidente empezó a exponer algunas medidas contempladas en aquel programa electoral, hasta ahora olvidado, que tenía como objeto levantar la economía española. A estos efectos anunció la aprobación en el inmediato Consejo de Ministros de algunas de aquellas ignotas medidas a través de un ‘Real Decreto Ley de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y la creación del empleo’ que sí pasó el cedazo de la reunión ministerial. En simultáneo, mismo día misma hora, la Comisión Europea en boca de su Vicepresidente y Comisario para Asuntos Económicos nos daba un capón de aúpa al recordar que ni hemos cumplido ni cumpliremos nada de lo pactado. La UE hizo público que el déficit de 2012 ha llegado al 10,2% por las ayudas a la banca, lejos del 6,3 pactado con la UE y que España seguirá incumpliendo sus compromisos de déficit este año 2013 ya que llegará al 6,7%, en lugar del 4,5% previsto, y en 2014, cuando alcanzará el 7,2%, en lugar del 2,8%. Todo un panorama para poder hacer buena la frase de Rajoy en el debate cuando aseguró que “hemos sacado la cabeza del agua”, que yo interpreto más bien como estamos con el agua al cuello.

Tengo que reconocer que lo anunciado por Olie Rehn casi me alegra. Lo peor que nos podría ocurrir es que el Gobierno, después de reducir significativamente el déficit, considerara que los grandes recortes ya están hechos. Un estado que le ha constado de media a cada español con empleo cerca de 10.500 euros es un castigo. Sigue siendo imperiosamente necesario adelgazar al monstruo. Siguen sobrando estructuras administrativas. Siguen sobrando políticos que, a dedo, ocupan plaza de comisarios políticos sobre funcionarios de carrera. Siguen sobrando el Senado y sus pinganillos, las Diputaciones y sus asesores, cientos de empresas publicas y sus enchufetas, la tira de ayuntamientos, un sinfín de diputados, consejeros, concejales y demás. Me alegra el tirón de orejas europeo y espero que el Gobierno aproveche esta reducción del déficit para empezar a aplicar medidas de estímulo económico y, con la excusa de que aún nos queda mucho por hacer, se obligue a convertir España en un país sin el lastre que años y años de enchufismo y expansión del poder político han engordado sobremanera.


25 pensamientos en “Con el agua al cuello

  1. Once i retire my dream is to go to Hawaii and live out the rest of my life. We went there on our 25th wedding aniversary and it was fabulous.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *