Con Rivera: sí


Tuitter: @jmfrancas Blog: noentiendonada.es Web: http://sinpostureo.com You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

Sin olvidar el dato más relevante como es la inmediatez de las elecciones autonómicas, municipales y europeas lo que anima a los políticos a no quitarse la careta teatral llegando a pactos concretos hasta después de este hito y a pesar de que Rivera prometió reiteradamente que con Sánchez ni agua y que las propias bases del PSOE presentes ayer en Ferraz gritaban ‘con Rivera no’, el futuro político de España pasa por el PSOE con Ciudadanos con la ‘teatralidad’ que menor coste reputacional suponga.

Todos sabíamos que la palabra de un político dura lo que dura el interés y es muy probable que si puede eludir el posible castigo de las elecciones que ahora vienen, el rectificar no suponga un coste a la larga nada alto. La crisis económica que nos viene encima no permite que Ciudadanos obligue con su actitud que Sánchez se apoye otra vez con los de la moción de censura. No hablo de gobierno de coalición porque no es necesario, hablo de que C’s se vista del sentido de Estado que haga falta para que Sánchez no haga cosas raras.

Evidentemente el ‘sanchismo’ ha sido el gran ganador y ha pasado de la posible subordinación a Podemos por mor del castigo a Zapatero, a lo que era, marcando lo que puede ser el PP de Casado, castigado por heredar a Rajoy, si espera su hora.

VOX ha venido para quedarse y no solo irrumpe en el Congreso con un grupo importante, sino que además su agenda política va a marcar desde ya la política española. Podemos vuelve a la fuerza limitada de la antigua Izquierda Unida como VOX, si se descuida, se quedaría con presencia similar en el otro extremo.

No entiendo nada. ¿Dónde ha quedado el sentido común del ‘noble’ pueblo español? ¿Alguien me lo explica?


1 comentario en “Con Rivera: sí

  1. El sentido común, que es el menos común de los sentidos, ha sido sustituido por el visceral, más emocional él e irreflexivo, pero menos trabajoso. A la gente de hoy en día no le gusta pensar, eso requiere mucho trabajo y se está educando en el hedonismo y en la ley del mínimo esfuerzo. Por eso es inconcebible que a estas alturas, después de cuarenta años de democracia, todavía salgan estos resultados de las urnas y no hayamos comprendido que el bien de la mayoría se antepone siempre al de la minoría, sin tener en cuenta el dicho de divide y vencerás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *