Coño, ¡El PP ya no huele!


No entiendo nada. ¿Estoy en otro país? Mucho ha cambiado en España el 22 de Mayo, el colectivo de apestados que parecía ser el PP ha sido perfumado por la urnas, y -no se engañen- las urnas perfuman mucho.
Hoy en las cabeceras de los grandes periódicos aparece el PP relacionado con un pacto: casadito con alguien.
Con CiU en Cataluña para aprobar los presupuestos y para gobernar entre otros la Diputación de Barcelona. Con el PNV en el Congreso para impedir el retraso de la jubilación a los 67 años. Con UPyD, que no olvidemos tiene ADN de izquierdas, partido que posibilitara al PP alcaldías importantes en Madrid como Getafe. E, indirectamente, con IU, cuyo comportamiento en las votaciones de los consistorios de mañana pueden no dar, pero si dejar paso libre, al PP en casi 30 alcaldías andaluzas y extremeñas, eso sin contar -más adelante- con la propia Junta de Extremadura. Lo que parecía impensable hace meses es ahora un hecho. El PP no es el deseado, pero no apesta y el PSOE, el antiguo deseado, ahora contamina. Que efímero es el olor.
Pienso también que el movimiento 15-M ha influido en ello. Sus reivindicaciones sobre la ley electoral, que sintonizaron claramente con el sentir popular, no son ajenas al segundo factor de casi todos estos comportamientos: que gobierne la lista más votada.
Cierto cambio y mejora del ámbito público se nota en España, lástima que haya tenido que ser la nefasta administración de la crisis hecha por el talántico Zapatero, la que haya espoleado este cambio. No hay mal que por bien no venga.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *