‘Construïm’


josep-antoni-duran-lleida

Hace muchos años un prohombre de los de Pujol, en sus tiempos de muy honorable, me argumentaba que el secreto de CiU era la indefinición. ¿Catalanistas? ¿Nacionalistas? ¿Separatistas? ¿Soberanistas?… “Si nos mojamos perdemos comba” me decía. CiU, nacida en el catalanismo se abría a lo que haga falta.

El gran error de Mas ha sido cerrarse en una opción, la soberanista, que ya tenía dueño: Esquerra. Compartir espacio no es muy rentable y lo único que cabe es sumar o aniquilar y eso es en lo que estamos: lista única, disolverlos contigo, o competencia electoral, guerra a muerte.  Si hay elecciones, la lista ganadora tiene muchos puntos para digerir al resto.

¿Qué ocurre con todos aquellos catalanes que siguen siendo catalanistas sin más? ¿Quién les lidera? Ahí estuvo CiU al principio y ahora solo puede estar Unió. Para poder liderar esta multitud  la indefinición no sirve. Alguien tiene que posicionarse sin disfraces en el catalanismo político y esperar a que los catalanes de a pie le den valor en las urnas. Durán está por esa labor, Unió aún no se sabe. El próximo 14 de junio los militantes de la actual Unió votarán si se alinean con el soberanismo convergente o, fieles a sus orígenes, siguen en el catalanismo político. Si Unió se pasa al independentismo, Durán y los que le sigan darán vida a ‘Construïm’, nuevo partido recién registrado que pretende que el avance en la identidad catalana no sea un obstáculo para seguir en España.

No entiendo nada. ¿Tan difícil es pensar que un idioma, unas costumbres incluso un derecho particular enriquezcan Catalunya pero sin negar a España? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *