Cruz a cruz


el-cara-a-cara-de-rajoy-sanchez

Una vez más la alegría va por barrios. Según lo que pienses o quieras, ganó uno u otro. Esto que es predicable para los ciudadanos también lo es de la prensa y de las teles. Cada uno barre para su casa.

Yo me inclino más por decir que en los debates de estas elecciones ganan los ausentes. El de los ‘cuatro’ lo ganó Rajoy, que no estaba, y el de ayer probablemente lo ganó Rivera, que tampoco fue.

En un escenario de los más pasado, vieja política, y con un moderador de los más ausente, vieja gloria, Sánchez, a lo Simeone, no paró de presionar y Rajoy, cual Benítez, actuaba con calma. En el segundo tiempo unas patadas bien sucias despertaron al modoso que empezó a jugar. El cara a cara fue un cruz a cruz. Al final, un cero a cero en el marcador, con muchos postes, dejó a todos contentos. Cosas de la política: ganan todos.

Rajoy buscaba algún voto que no consiguió y, Sánchez, buscó sus votos y los votos de Podemos lidiando con Rajoy de frente, con Iglesias ausente y, con su peor pesadilla, Susana, que desde Sevilla observa haciendo el equipaje. ¿Puede ganar alguien con tanto adversario?

No entiendo nada. Si vamos a las propuestas, yo lo intenté, ¿cuántos años deberá gobernar el PP para que el Estado tenga suficiente caja para pagar las propuestas del PSOE? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *