Cuidar al cliente

esperanza aguirre_1

Me contaron, ya hace tiempo, que la gran preocupación interna del entorno Rajoy, Mariano incluido, era la Espe. Si la ponía de candidata y sacaba buen resultado, muy previsible por cierto, y Rajoy en las generales no superaba el listón, era claro que se visualizaría lo que muchos pensamos: la fuerza del PP está en ser PP y no en no ser nada. A este peligro, más que probable, solo cabía la opción de no dejar que fuera candidata y así muerto el perro muerta la rabia, pero claro: ¿y si se perdía Madrid? Perder Madrid capital trae como daño colateral, según todos los analistas, perder Moncloa y esto es peor que tener una piedra en el zapato dado que es ir descalzo.  Apuntado el dilema, la solución gallega era bien simple: primero lo primero que lo segundo llegará o ¿no?

Esperanza Aguirre se va a presentar a las elecciones con la bandera del PP de siempre, el antiterrorista sin ambages, el que quiere y baja los impuestos, el que legisla claramente menos aborto, el que no tiene complejos por ocupar la derecha, y eso es lo único que puede hacer que, los miles de votos que Arriola cree cautivos y que yo siento perdidos, fiados en la persona de Aguirre puedan volver al PP.

No entiendo nada. Siempre en el PP ha habido teóricos que han apostado por diluir la ideología pensando que los suyos lo son de por vida y los de los demás a un PP vacío ideológicamente le pueden dar su apoyo. ¿No entienden esos estrategas de sofá que para mantener el negocio es primordial cuidar al cliente? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Cuidar al cliente

  1. Querido Francàs, la señora Aguirre tampoco es una santa. Es una loba con piel de cordero. Se retiró de la política por motivos de salud, pero quiere volver a la política ¿En qué quedamos? Y no ha sabido atajar a los miembros del PP implicados en el Gürtel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *