Doce de octubre: día laborable

Política de hechos consumados al margen de la legalidad

Bajo el título de ’12 de octubre, día laborable’, se está intentando que muchas instituciones catalanas pasen de la fiesta de la Hispanidad, no va con ellos, y trabajen. El plan básico es abrir las instalaciones sin más ya sean colegios, ayuntamientos o, incluso, centros sanitarios, dado que no es su fiesta. Curiosamente, en contra de la proverbial mentalidad ahorrativa catalana, no es una iniciativa para conseguir por un día trabajadores gratis para paliar la crisis que sin duda asola de manera especial a la administración de Cataluña. De hecho, cuando por los recortes se pide trabajar un día más, como en el resto del país, los ciudadanos protestan y se enfadan. Es, sin más, otra iniciativa para saltándose la ley, las fiestas laborables tiene su propia propia reglamentación, demostrar que Cataluña es otro país-estado. Siempre hechos consumados, da igual la legalidad, eso ni importa. Ahí uno hace lo que le pasa por los cataplines siempre que sea para avanzar en la soberanía. Alguien no se da cuenta que acostumbrar a la gente a la anarquía suele hacer de esa gente seres en un futuro ingobernables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *