Ejército: cañones y mantequilla


You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

La reciente intervención del general Fernando Alejandre en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, ha vuelto a poner sobre el tapete la situación real de nuestras fuerzas armadas. El JEMAD, Jefe del Estado Mayor de la Defensa, que parece que de eso si entiende, habló de que “”diez años sin invertir dejan a las Fuerzas Armadas en situación crítica” amén de que estamos incumpliendo nuestros propios compromisos con la OTAN. En Cardif, allá por el año 2014, España se comprometió a incrementar su presupuesto de defensa hasta el 2% del PIB y, a día de hoy, hemos pasado del 0,92% al 0,91% en claro retroceso y somos uno de los cinco países que ha empeorado sus cifras, pasando de ser los antepenúltimos a penúltimos en este poco halagüeño ranking.

Si la dotación armamentista de nuestro ejercito roza lo obsoleto, la situación del personal no es mejor y sufre un grave envejecimiento, téngase en cuenta que el 70% de los suboficiales tiene más de 40 años y solo un 5,3%, menos de 31 y la edad media de los militares españoles ha pasado de 42,7 a 43,8 en los últimos siete años, y la edad media de la tropa y marinería ha subido de 22,4 a 32,9.

Todo esto pone en tela de juicio la operatividad de nuestras fuerzas armadas y su capacidad para cumplir su misión que no es otra que garantizar la seguridad y la libertad de los españoles; en palabras del propio general  “hay que invertir en mantequilla pero también en cañones, porque sin ellos no hay seguridad”. La democracia española sigue teniendo un viejo problema que no nos hace más demócratas si no más ilusos y que, a pesar de los años, no resuelve y es que el ejército, si bien es una institución venerada por la derecha y despreciada por la izquierda, es dejada de la mano de Dios por ambos espectros ideológicos.

No entiendo nada. ¿Cómo se puede pensar que la libertad y la seguridad se defienden solos y a coste de oferta? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *