El que la hace, la paga


Parece que el PP, de tanto deambular por Valencia, se ha cansado y ya está regresando a Madrid, con ganas de hacer oposición dado la que está cayendo por aquello de la antes innombrable crisis. Ya era hora, espero verlo. Me cuentan que entre Valencia y Madrid se han hecho un lío, probablemente no les funcionaba bien el navegador y se perdieron por carreteras secundarias.

En teoría –y mira qué es fácil- hay una autovía que te lleva directamente, basta con seguir las indicaciones y probablemente, si uno va mirando los alrededores, intuye perfectamente que se ha colado y que no va por buena senda, pero…

No entiendo nada. Para llegar a esta solución, ¿hemos tenido que esperar tanto tiempo? Da la sensación de que una mano negra -política- basándose en una serie de hechos “pestilentes” y reales maneja los hilos con el objetivo, hasta hora absolutamente conseguido, de mantener al PP en un ciénaga de arenas movedizas, no sé si real o virtual, y que, este PP, si bien intenta desenmascarar a la mano negra, con leves protestas y algún exabrupto, ha optado por huir corriendo, ciénaga adentro, pensando que el tiempo todo lo cura y que si no lo cura, lo olvida. No se ha dado cuenta de que la mano negra, si la dejar seguir actuando, les empujará más, si cabe, hacia el lodazal, y que muy probablemente alguien dentro de sus filas les está llevando de la mano por el pastizal.

No entiendo por qué no han actuado antes, plantándose contra la “mano negra”. No entiendo por qué no han investigado si realmente alguien de los suyos estaba emponzoñado y evidentemente oído el “garbanzo” -la presunción de inocencia siempre por delante- o le defendían a muerte si lo merecía o en caso contrario, tomaban inmediatamente las decisiones oportunas para dejar meridianamente claro el famoso dicho: “el que la hace, la paga”.EE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *