El Rey del Sahara Norte


rajoy

España es un Estado aconfesional, que no laico ni ateo. La sociedad española es mayoritariamente católica. Los Reyes de España son católicos. El que será Rey se casó por la Iglesia con la que será reina. La reina de España va de blanco a las ceremonias vaticanas por ser reina católica. ¿Sigo? Pienso que no hace falta.

No sé qué extraño complejo lleva al nuevo Rey a esconder todo signo religioso en su ceremonia de entronización, pero la cuestión es que dada la realidad antes citada y la costumbre hasta ahora de todas las ceremonias oficiales el hecho de expulsar los símbolos católicos -evangelios, cruz-, es toda una declaración de principios y forma parte del mensaje claro y diáfano al igual que lo será el contenido de su discurso. Se quita o lo que sobra o lo que molesta o lo que repugna. Supongo que no jurará nada y solo prometerá la Constitución que será a partir de ahora su única inspiración. ¡Vaya principios más perennes y trascendentes!

No entiendo nada. ¿Por qué siendo la inmensa mayoría católicos continuamente hemos de aguantar complejos y desprecios? ¿Se avergüenza el nuevo Rey de su ser católico? ¿Se inviste acaso Rey del Sahara del Norte o de un territorio ateo? Dado que la Cruz les sofoca, ¿arrancaran también la cruz que culmina su corona? ¿Hizo el meapilas Rajoy cuando juró sobre la cruz y los evangelios? ¿Intenta el nuevo Rey dar lecciones de separación Iglesia-Estado a los USA dónde hasta Obama juró su cargo sobre la Biblia ¿Alguien me lo explica?


Un pensamiento en “El Rey del Sahara Norte

  1. Pues a mí me parece obvio. Estamos en un estado aconfesional como bien dices, y esto es una ceremonia de estado. Las creencias religiosas deben reservarse para la intimidad y la vida privada. Que vaya a misa todos los domingos y entre semana al rosario pero en un acto institucional sobran los símbolos eclesiásticos. Es el rey de todos los españoles, incluso de los ateos, musulmanes o de otras creencias aparte del catolicismo. A mi me parece muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *