Elecciones del rescate

Ya se que el tema es serio, la peli también, ¿lo dudan?

Si bien desde el 11 de septiembre la palabra más manoseada en Cataluña ha sido “independencia”, ahora aparece con luz propia y empuje inusitado el término “rescate”. No parece esto cuestión nueva, la política española lleva meses jugando con este sustantivo tabú. El que lo acabará pidiendo no lo usa, le da grima, y la oposición no para de espetárselo al Gobierno central. Cosas de políticos: huyen de palabras y se aferran a eufemismos así, sin llamar a las cosas por su nombre; se les entiende cada día menos y, ya lo siento, se les valora cada día peor.

Por rescate se entiende la última opción para salir de la crisis. Cuando un Gobierno no puede con la economía de un país y tiene que pedir ayuda a la entidad política superior a la que pertenece, se habla de rescate: yo ya no puedo más, paga tú. La entidad superior te saca del hoyo aunque siempre lo hará tarde y caro. De ahí el miedo al vocablo, que en el imaginario político es como un enchufe de alto voltaje, metes los dedos y ves el más allá. El pliego de condiciones asusta aun sin la letra pequeña; cuando pasas a esta letrilla, ya huyes despavorido.

Pues bien, en Cataluña, rescatar es otra cosa. En lo económico, y para sus lideres, rescatar es devolver lo robado. En lo no económico, rescatar es la nueva gran metáfora. Dice Duran i Lleida: “Hay que rescatar a Cataluña de España” y, siguiendo el modelo, responde Rivera de Ciutadans: hay que rescatar a Cataluña de CiU; ya la tenemos liada. Con tal de no hablar de economía, de una Administración catalana elefantiásica, de gastos suntuosos de los políticos, de que antes de recortar en temas sociales hay que suprimir gastos superfluos, de qué pasó en el Palau, qué en las ITV, qué hay del famoso 3% y qué de tantas y tantas cosas, hay que contaminar el concepto rescate con la nueva entelequia de la independencia para, según el dicho catalán, “fer volar coloms” (hacer castillos en el aire), desviar la atención no fuera caso que alguien juzgue la desastrosa labor de gobierno realizada.

2 pensamientos en “Elecciones del rescate

  1. Habría que preguntarse porqué Cataluña habiendo sido una CCAA solidaria con otras regiones de España otrora, ahora nos viene con estas, quieren todo lo que contribuyen fiscal para sí,sabiendo el propio concepto perverso de dicha balanza. Tiene por sabido que se le detrae ingresos de los que mas tienen para distribuirlos en pagos sociales y servicios a los ciudadanos de menor poder adquisitivo, es el juego democrático y del Estado en su conjunto, para la supervivencia de las comunidades mas pobres, va en detrimento del bienestar social. Pedir una independencia por déjame aquí en mi territorio “mis euros”, se ve el carácter “egoísta” de un dictador prepotente, ese es el Sr Mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *