Elecciones ¿ya?

La aplicación rajoyana del 155 sorprendió a propios y extraños por su vertiginosa prisa en convocar elecciones. Se hablaba como pronto de seis meses y va él y las convoca de inmediato. El conocido por muchos ‘rey’ de los tiempos, eufemismo para explicar porque casi nunca hace nada, esta vez se apunto al tiempo cero.

¿Por qué? Buena pregunta sin duda. Hay quién dice que el Estado Central, ausente en Catalunya desde hace años, no tenía ni gente ni capacidad para mantener un cierto control sobre el gobierno catalán más allá de cuatro días. Hay quién piensa que al ser necesario de hecho, no de derecho, el concurso del PSOE y dado que este quería un 155 de lo más light, Rajoy opto por descafeinado en el tiempo, más corto imposible. La realidad es que Rajoy aplicó su indudable experiencia política en esta decisión: mínimo coste y solo atacar el problema, jamás las causas. ¿Riesgo? Todo, pero… quizás suene la flauta, no ganen los independentistas y por tanto resuelvan el problema los otros catalanes y el sin mojarse. Si es verdad que la arriesgada maniobra electoral demuestra, bien a las claras, que el Gobierno Central no pretende interferir en la autonomía y de hecho rompe, con acierto, el relato victimista de que es el maldito centralismo español el que aprovechaba los anhelos de libertad catalanes para borrar de un plumazo la descentralización de España.

No entiendo nada. ¿Por qué, ni siquiera en una situación límite, los partidos nacionales no superan sus complejos y juntos intentan resolver este grave problema de España? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *