Entre el miedo y la desconfianza perdió el mal menor

donald-trump-feliz

Donald Trump ha ganado las elecciones norteamericanas sorprendiendo, como mínimo, a la prensa española y con ella a la mayoría de ciudadanos de buena y mala voluntad, que la tienen como única fuente de información. El que no se iba a comer una rosca por misógino, violento, especulador y xenófobo por no llamarle esclavista, todo ello a la luz del filtro de los medios de comunicación, ha resultado capaz de arrastrar a una mayoría de ciudadanos del país más importante del mundo, hasta derrotar a la saga Clinton y a todo un presidente, Obama, que ha hecho de las elecciones casi un referéndum sobre su mandato.

No me emociona nada Trump, pero menos me emociona que las democracias instauren sagas a modo de casas reales. No me emociona Trump, pero menos me emocionan los planteamientos de ingeniería social de la ex Secretaria de Estado. No me emociona Trump, pero parece que si emociona a muchísimos norteamericanos y eso es lo que importa. Entre dos candidatos más bien flojos, el votante ha huido de lo de siempre, de lo tibio, de lo conformista, del mal menor y ha votado empuje, esfuerzo, lucha aunque esto suponga riesgo. Me va este inconformismo.

Siguiendo los programas desde España daba gusto ver la cara de tantos inquisidores de lo políticamente correcto como fruncía. Los votantes norteamericanos han abofeteado las ideas preconcebidas de aquellos que viven en la mediocridad y en los eslóganes vacíos del ámbito de lo socialista. Curiosamente el discurso del nuevo Presidente electo, a pesar de las meteduras de pata espetadas durante la campaña, ha sido de diez. Pasa página de lo dicho en la batalla electoral y busca despertar el esfuerzo y el trabajo en un país medio dormido.

No entiendo nada. Como ya pasó con el Brexit y el referéndum regalo a las FARC, los ciudadanos votan por libre y eso a según quien le martiriza. ¿No es de envidiar un pueblo que toma sus decisiones independientemente de lo que le intentan imponer desde arriba? ¿Alguien me lo explica?

3 pensamientos en “Entre el miedo y la desconfianza perdió el mal menor

  1. Ganó un Showman, con reality show incluido, miedo da,
    pero si el Pueblo Norteamericano lo ha querido así, solo se pide que sea para bien,
    en estas largas elecciones los dos candidatos se han desahogado sacando la fiera que llevan dentro.

  2. Tienes razón, es envidiable que puedan elegir libremente aunque esto vaya en contra de los deseos de los amos del poder. Se dice que es un triunfo de la derecha radical. Yo creo que están equivocados. No tienen idea de la cultura americana.
    La gente con su voto le ha dado una buena patada al stablishment político. A los demócratas, evidentemente, porque ha sido una paliza. Y a los republicanos también, aunque menos. Trump es una anomalía en el partido republicano. De hecho los patriarcas republicanos hace semanas habían pedido a Trump que se retirase. Con el voto a Trump la gente está diciendo que está harta de la casta política. Han preferido a un bocazas grosero que presume de no ser político a una hipócrita que calculaba sus palabras dentro de lo políticamente correcto. Muchos creemos que Sanders habría ganado a Trump. Los americanos antes que votar a favor de un candidato han votado en contra del otro.
    Lo mejor de todo es que ninguno de esos dos partidos está imputado por corrupción y entorpecer la justicia destruyendo pruebas, como pasa en mi querida patria.

  3. Permíteme un añadido. El discurso de Trump será lo que tú digas. Dar discursos es muy fácil y seguramente se lo han escrito para que no diga sandeces. Sin embargo, me parece entender que aceptas que en campaña se puede atacar todo, se puede mentir en todo, se puede prometer todo, se puede engañar y confundir, con tal de que luego digan que no pasa nada, que desde ahora todos amigos otra vez. No me parece serio dividir el país y luego llamar a construir la unidad. Si la unidad es tan importante no la rompas primero, así no habrá que reconstruirla. ¿No te parece? Pasar página es muy fácil de decir. Otra cosa es hacerlo. Ya veremos si Trump ha pasado página también. Te recomiendo encarecidamente la lectura de este artículo. En febrero anunció lo que iba a pasar con una exactitud escalofriante. http://static.currentaffairs.org/2016/02/unless-the-democrats-nominate-sanders-a-trump-nomination-means-a-trump-presidency

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *