#EquiparacionYA. Justicia salarial


Tuitter: @jmfrancas Blog: noentiendonada.es Web: http://sinpostureo.com You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

Este miércoles están convocadas las elecciones al Consejo de la Policía, órgano de representación de los agentes de Policía Nacional dónde se tratan fundamentalmente cuestiones laborales. Hasta ahora en este órgano estaban los sindicatos de siempre de la Policía española, el mayoritario, el SUP y los demás la CEP, el SPP y la UFP. Este año concurre además JUPOL, (rama policial de JUSAPOL), que empezó como la plataforma para la lucha por la llamada ‘equiparación salarial’ entre los distintos cuerpos policiales que hay en España. Recordemos la discriminación salarial incomprensible entre los cuerpos de seguridad estatales, Policía y Guardia Civil, frente a los municipales y especialmente los autonómicos.

Las movilizaciones lideradas por JUSAPOL y el momento político asociado al ‘procés’ catalán con la humillación pública de policías y guardias civiles frente a la actuación más que discutible de los ‘Mossos’, hicieron que el ministerio de Zoido, y todos los partidos en el Congreso asumieran, negociando con los sindicatos tradicionales, una jugosa subida de sueldo pero que en absoluto conseguía la equiparación que era la batalla de JUSAPOL. Ahí está la principal diferencia entre unos y otros. Parece que los 529 euros de aumento que se concretarán en el 2020 sobre el sueldo a 2017, aumento conseguido por los sindicatos, se queda muy corto frente a los cálculos de JUSAPOL, que no se conforman con lo que ellos llaman simplemente una ‘subida de sueldo’. Sin entrar en la ‘batalla’ electoral, ni siquiera en las denuncias por practicas poco correctas, entre los sindicatos tradicionales y JUPOL, fundamentalmente por falta de conocimiento de su realidad y por pensar que lo importante es que ambos luchen por conseguir el gran objetivo final de la justicia en su dignidad profesional, sí entiendo que la subida salarial es un logro pero sin duda la equiparación es el objetivo justo. Un alcalde sabe que pagando mejor, cuida a su Guardia Urbana, una autonomía sabe que pagando mejor, cuida a su propia policía y al cuidarlas un poco mejor cuidan la seguridad ciudadana. ¿No lo saben esto las autoridades estatales?

No entiendo nada.  En tiempos de escándalo de la brecha hombre/mujer, ¿Tiene sentido la brecha real entre policías? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *