ETA, de la pistola a la política


You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Probablemente lo mas positivo de este cuatro de mayo de dos mil dieciocho es que con suerte ya nunca más tendré escribir sobre la miserable y asquerosa serpiente. No cabe en cabeza ni corazón humano la violencia, si cabe, y no se espera otra cosa, en el corazón y en la cabeza de las bestias. ETA se despide como apareció y actúo, jugando en una liga ficticia dónde su imaginario es lo único que vale. ¿Qué coño es: “ETA da por concluida toda su actividad política”? ¿A qué le llaman política esos asesinos?

Me alegra que nos olviden, pero no participo de su comedia. No acepto que están derrotados, han cambiado de uniforme, de la boina, el pasamontañas y la pistola han pasado a la vestimenta ‘casual’ de la política. SE han salido con la suya, ya siento decirlo, y ahora en vez de vivir del secuestro y del impuesto revolucionario viven del sueldo público.

La democracia tiene este peaje: tener que convivir con bestias, ser débil frente a los violentos y no implementar el ‘ojo por ojo’; la democracia a corto plazo es lo más débil. Pero al final, con el paso del tiempo, la democracia es humana y la violencia es de ‘fieras’.

Ni olvido, ni perdón. Ya lo siento, a lo primero me apunto, pero a lo segundo, no puedo: “perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”… No quiero parecerme, en lo más mínimo, a ellos.

No entiendo nada. ¿Por qué repetimos mansamente que ETA está derrotada cuando ha pasado del monte a muchas instituciones vascas y navarras? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *