Faltó el que era el Rey

Curiosamente, en el acto de conmemoración de los 40 años de las primeras elecciones democráticas después de la guerra civil, el protagonista necesario de aquel hecho histórico, uno más del íter de la transición, el entonces Rey Juan Carlos I, no ha sido invitado.

El acto desarrollado en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, tenía como objetivo contar con la presencia de los protagonistas vivos de aquellos momentos históricos solo con la excepción, en teoría por motivos protocolarios, de la figura necesaria de aquellos hechos. Don Juan Carlos, guste o no, era el Rey y no era sustituible; el resto, por brillante y acertada que fuera su actuación, podían haber sido ellos u otros. No acierto a entender como el teórico problema de dónde colocar a un personaje, acaba resolviéndose con que el personaje no asista; para esto no hace falta invertir un duro en sesudos protocolistas, ni en expertos, ni en nada, se llama cortar por lo sano o muerto el perro, con perdón, muerta la rabia.

Si como parece que ha ocurrido, se trata de aplicar, también en este acto, un “cordón sanitario” al estilo de Rey que ha supuesto Don Juan Carlos, para no manchar, ni con una foto, lo que supone la nueva imagen de la monarquía felipista, es injusto igual. En el Congreso no se celebraba la conmemoración de ningún acto animalista para prescindir del caza elefantes, tampoco era un acto de exaltación de la fidelidad matrimonial, en cuyo caso es de suponer habrían quedado muchísimos huecos. Ayer se homenajeaba, con una Sesión Solemne de las Cortes, a la transición y a sus protagonistas con motivo del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas.

No entiendo nada, Conmemorar algo de la transición sin Don Juan Carlos, ¿no es como celebrar una boda sin novios o un bautizo sin vástago? Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Faltó el que era el Rey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *