Fascistas


You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

No es de ahora que el calificativo ‘fascista’ llena la boca de muchos políticos y esa superficialidad conceptual, amén de rezumar ignorancia,  banaliza vergonzosamente el ‘holocausto’ de seis millones de judios. Pedirle a nuestro políticos rigor filosófico, es utopía; pedirle rigor histórico, es optimismo; pero al menos pedirle contención lingüística, sí debería ser posible. Salvo error, siempre es posible, nunca tacho de fascista a nadie, en todo caso le califico de liberticida o de totalitario, que no es lo mismo. El fascismo es totalitario, al igual que su concepción hitleriana, el nazismo y la estaliniana, el comunismo, pero no todos los totalitarios son nazis, fascistas o comunistas.

Pienso que en la Europa de hoy, dónde las ideologías tiemblan, es más realista y didáctico hablar de comportamientos y, por respeto a tanta vergüenza europea y a tantos muertos, a no ser que uno mismo se catalogue, yo no hablaré más que de comportamientos totalitarios, para mi totalmente rechazables, y comportamientos violentos, tan repudiables como los otros.

Por cierto, ordenar la inmigración combatiendo la ilegal, igualar en derechos a hombres y mujeres sin priorizar ningún sexo, racionalizar el gasto público, legislar para la igualdad de oportunidades pero primar el esfuerzo, ni es ‘fascista’, ni es totalitario, ni nada de eso. Más difícil me resulta catalogar como neutro insultar al contrario, hacer luz de gas al distinto, discriminar por ideas, escarchar al oponente… ¿cómo calificar todo esto?

No entiendo nada. El llamamiento del joven Iglesias al frente antifascista tomando la calle, ¿es democrático en serio? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *