Fin de semana en Madrid


Tuitter: @jmfrancas Web: http://sinpostureo.com You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

En plena capital de España el independentismo catalán salió este sábado a la calle para protestar contra el juicio al ‘procés’ que desde hace días tiene lugar en el Tribunal Supremo y dónde, matices jurídicos aparte, va quedando claro que el independentismo jugó fuerte, saltándose la Ley a consciencia, creyendo que la reacción del Estado, como ha hecho tantas veces, se quedaría en lamentos. Autobuses milagrosos, Ave’s y coches particulares, sirvieron para recalar en la Cibeles madrileña; hablo de autobuses milagrosos porque según la organización trasladaron ellos solos a Madrid unas 30.000 personas entre los 250 autocares de los que ellos mismos hablan, 120 humanos en un bus por carretera es un milagro o una temeridad con grandes dosis de imaginación nada ejemplar.  El lema era ‘La autodeterminación no es delito’. Democracia es decidir” y a mí me resulta, cuanto menos peculiar, que decenas de ‘mossos’ de paisano pero identificados con brazalete naranja, separaran a los políticos independentistas del resto de la gente. La prensa española destaca que a la convocatoria de Òmniun y ANC se sumaron unas sesenta organizaciones sociales de carácter ‘republicano y ‘antifascista’ y la prensa internacional resalta el orden y el civismo de la marcha y yo me asombro de que entre los que tomaron la palabra estuviera el padre de uno de los jóvenes detenidos par agredir a guardia civiles y sus parejas en Alsasua. El día, acompañó; el hecho de que en Madrid se celebrara un partido de fútbol femenino entre el Atlético de Madrid y el Barça que registró récord de asistentes, ayudó, y las facilidades puestas por las autoridades a la existencia de la marcha, contribuyo sin duda a esta imagen tan ‘represiva’ de un Estado que deja poner a caldo a España y a la justicia española en la propia capital del reino.

No entiendo nada. Si viajar cura el nacionalismo, ¿por qué no montar una manifa de independentistas en las bellas y abiertas ciudades de España cada semana? ¿Alguien me lo explica?


1 comentario en “Fin de semana en Madrid

  1. Ya sabemos que el arma del independentismo catalán es la mentira. Cuando cuentan mienten, cuando hablan mienten, cuando se quejan mienten, cuando declaran la república mienten y lo peor, cuando piensan mienten, porque piensan que en España no hay democracia, que la justicia no es imparcial con ellos y que tienen todo el derecho a decidir por el resto de los españoles. Los jefecillos independentistas están implantados en la mentira, les han robado la verdad a la mitad de los catalanes prometiendoles un mundo feliz para encubrir que lo que buscan es gobernarlos como a borregos en su utópica república dictatorial que quieren construir. Por eso, la solución no está en dialogar con ellos, porque con un fanático psicópata no se puede dialogar, ellos no van a salir de su monomanía implantada desde hace cuarenta años, sino en robarles la mentira y la única forma de hacerlo es a través de su medio de transmitirla, la educación y los medios. Otro mecanismo está condenado al fracaso, porque seguirá creciendo, como una infección, hasta conseguir amputar Cataluña.
    Si viajar cura el nacionalismo, yo les regalo un viaje sin los gastos pagados, ya que ellos tienen suficiente dinero robado desde los Pujol, al continente de plásticos del Pacífico, para que instauren allí su República, no catalana, eso no va a poder ser, tendrán que ir pensando cambiarle de nombre, que tal República de la Mentira Plastificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *