Frenazo al canto


ue

La Bolsa baja y algunos expertos auguran caídas hasta los 9.200 puntos, cuando estaba a punto de rebasar los 10.200. ¿Algo grave pasa? Las subidas, que venían acumulándose desde 2002, se están corrigiendo violentamente ahora. ¿Por qué? No seré yo el que lo descubra pero es evidente que el parón alemán, el tembleque francés y la lentitud italiana en tomar decisiones hacen de Europa un gigante viejo y enfermo. USA por su parte paga con menor crecimiento las crisis geopolíticas de Ucrania, Siria e Iraq. China y Brasil avanzan hacia el estancamiento. ¿Mal de muchos, consuelo de tontos? No me consuela nada. España iba bien, por mor de que el sector  privado había ganado en competitividad, y exportaba; pero el frenazo económico de los compradores foráneos hace peligrar nuestro tímido crecimiento.

El coche, por mucho que los conductores hayan bajado de peso -cobran mucho menos y adelgazan a impuestazos-, sigue pareciéndose más a un camión de feria que a un prototipo de materiales ligeros. En España el sector público sigue casi intacto, en el resto de Europa ni les cuento. Una estructura, la UE, que para congraciarse con todos tiene dos sedes parlamentarias, con los costes que esto supone, ya deja ver a las claras que no prima la eficiencia sino más bien el boato y la parafernalia. Mientras la vieja Europa no entienda que compite con países emergentes, jóvenes, ágiles, capaces de dormir poco y de tener muy ajustadas sus necesidades, no saldremos de esta lánguida enfermedad que nos lleva a la muerte económica.

No entiendo nada. Nuestras estructuras públicas se parecen a estas grandes mansiones y palacios de hace siglos que sus moradores han tenido que vender por no poder sufragar tanto gasto. ¿No ven nuestros dirigentes que hay que reducir drásticamente tanto sector público para quedarse solamente con el mínimo estrictamente necesario? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *