Goya contra IVA


goya

La gala de los Goya me recuerda dos de los grandes errores a los que me tienen acostumbrado mis gobernantes: subir impuestos para recaudar más y subvencionar un determinado sector industrial.

Subir el IVA del cine al 21% ha conseguido, como era de prever, bajar la recaudación dado que mucha menos gente va a las salas. Subvencionar a una determinada industria sea el cine, como es el caso, o sea la cría de gambas en secano: solo se explica porque por sí sola nadie cree que vaya a funcionar.

Entiendo que la política del IVA, como toda decisión fiscal, para un gobierno inteligente, puede servir para fomentar determinados hábitos de consumo y por ende de inversión estratégica de una economía. Si quiero potenciar la educación en un país bajaré sus IVA asociados y incrementaré las desgravaciones fiscales a todo aquel que gaste en este ámbito.

Subvencionar cualquier producto, por otra parte, solo me lleva a mantener artificialmente la producción de algo que, o no es útil, o no es bueno.

No entiendo nada, ¿cómo es posible que el buen profesional pida subvenciones cuando solo sirven para que el inútil siga en el mercado? ¿Le es tan difícil al gobierno calcular lo que ha perdido por subir algunos IVA y devolverlos a las tasas de antes cuando recaudaban más? ¿Alguien me lo explica?


10 pensamientos en “Goya contra IVA

  1. Lo bajaria, 1° productos de Alimentación 2° energia domestica, luz, gas, etc. 3° medicinas. 4° educación.

  2. Alimentación, medicinas, energía doméstica, educación. En ese orden

  3. El IVA deberia desaparecer, es la peor especulacion conocida que infla el valor de un producto sin mejorarlo en absoluto nada menos que un 21% que ni siquiera la empresa tiene de beneficio sobre el mismo, es mas, es peor para ella porque dificulta aun mas su venta. Las subvenciones son ademas competencia desleal. Al final preferiria vivir como en la edad media y que me quitaran solamente el 50% de lo que produzco.

  4. Bajaría antes el IVA de los pañales (de uso cotidiano en bebés, enfermos y gente muy mayor), en alimentos básicos o en electricidad antes que en dárselo a gente subvencionada que sólo sabe hacer películas de la guerra civil desde el punto de vista marxista, o películas de prostitutas, homosexuales, drogadictos, delincuentes, etc en medio de un lenguaje soez, unos guiones infumables, unos actores en la mayoría de los casos pésimos y en general un cine vulgar, aburrido y carente de cualquier aspecto positivo.

  5. Bajaría el IVA de los alimentos y productos de primera necesidad, de los medicamentos y de los servicios, si hubiera un IVA reducido en todos los servicios, habría mucha menos economía sumergida y al final se recaudaría mucho más y de forma más justa.

  6. Como sigamos así, con una paga de 422 e de viuda, una hija en paro y un nieto de 8 años al cual el padre pasa de el olimpicamente de el, me veo como el alcalde de Marinaleda

  7. Yo pondría varios tipos de IVA:
    IVA cero o reducido: En todo aquello que la constitución asume como primera necesidad o básico: Alimentación, primera vivienda, educación, sanidad y energía.
    IVA medio (quizá 15%): No considerado de primera necesidad o básico pero propociona cierta calidad de vida: medios de transporte, reloj, TV, prensa, informatica, coches de gama baja o media, etc
    IVA alto o muy alto (Quiza 30% o más): 2º vivienda, coches de alta gama, lujos varios.

  8. Incrementaria la subida del IVA a los productos imnecesarios de lujo.
    Nunca, en las necesidades básicas.
    Nunca en educación, cultura, alimentación, medicinas, etc, etc.

  9. Productos de droguería de primera necesidad, alimentación y servicios básicos como el agua y la luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *