Idoneidad

CAÑETE PRESENTA EL PROYECTO LIFE+ VENENO

Ayer por la tarde el candidato a Eurocomisario Arias Cañete sufrió un tercer grado por parte de los europarlamentarios de la Comisión competente. No es mal sistema que quien debe nombrar cargos de gobierno, los nombre; pero que sus candidatos deban pasar el filtro de ser examinados con criterios de idoneidad. Aunque me da que el espectáculo de ayer buscaba otro objetivo.

El caso Cañete explica un poco el desastre de la UE. Ante los nombramientos de una nueva Comisión, España –es decir, su Presidente- propone un candidato a comisario y es el presidente de la Comisión el que, de acuerdo con su criterio, adjudica al candidato una comisaría según el peso del país y qué se yo qué variables. No parece, pues, que en la propuesta de candidato pese qué lugar ocupará, ni que en la adjudicación de la Comisaría se valoren sus conocimientos. Después viene el examen, que consiste, lisa y llanamente, en poner contra las cuerdas a aquellos candidatos que no son de tu color político; si además tiene personalidad, es decir alguna idea propia que no se mimetice completamente con lo políticamente correcto, va bien arreglado. Supongo que al final los candidatos propuestos ascenderán, sonrojados o no, a comisarios pues todo va por pacto político.

No entiendo nada. ¿Estamos ante cosmética democrática o realmente el Parlamento Europeo, prescindiendo del color político de los candidatos, busca la idoneidad personal –ejemplaridad y preparación- de los candidatos para dar su placet? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *