Jesús Verdes: ‘Hay partidos a los que les cuesta decir abiertamente España’


Conversación tranquila de @jmfrancas con Jesús Verdes. Fundador de ‘Foro España’, es abogado y licenciado en Políticas y Profesor Universidad del País Vasco

Tuitter:@jmfrancas Webhttps://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

JMF: ¿Por qué ‘Foro España’?

JV: Es una asociación civil que nace de la necesidad de recuperación de los valores de la transición mediante aceptación y lealtad a España. Foro España está conformado bajo un principio de transversalidad ideológica por profesionales de distintas procedencias: ex políticos, empresarios, analistas, filósofos y periodistas que pretenden recuperar la concordia de todos los pueblos (comunidades autónomas) bajo un referente de solidaridad.

JMF: Lealtad a España, ¿quién no la tiene?

JV: Se ha generado, unos de forma abierta y otros con sus silencios interesados, una fractura social, bajo distintos intereses políticos espurios. Se renuncia a utilizar la palabra España en su dimensión territorial e histórica.

JMF: Más la izquierda que la derecha, ¿no?

JV: La evidencia es esa. En el orden territorial, hasta el año 2012 eran varios los partidos políticos que lo tenían interiorizado de forma soterrada, si bien con la foto de Zapatero, Mas y Duran i Lleida como consecuencia del tripartito 2006-2010, se perdió el rubor a hacerlo publico. Lo demás es consecuencia de aquellos polvos, estos lodos. Hay partidos a los que les cuesta decir abiertamente España.

JMF: ¿Por qué le pasa eso al PSOE?

JV: El PSOE sufre un proceso de reconfiguración programática y en ello de suave deslizamiento hacia la izquierda mas dura, por populista con la irrupción de Podemos a un posible acuerdo de gobierno. La imagen de aquella reunión provocada por el expresidente de Castilla la Mancha, Jose Bono, de Zapatero con Pablo Iglesias fue el inicio y desencadenante de la situación actual. Y mas que corregirse en este tiempo esa deriva hacia el populismo asistémico, ante la necesidad de sus votos, se ha profundizado. Con este planteamiento, se vuelve a la política de bloques encontrados..

JMF: Bloques izquierda frente a derecha pero, ¿España frente a no España?

JV: La cuestión es compleja. La transición, mas alla de darnos las mayores cotas de prosperidad economica y reconocimiento democrático internacional, en un grado de generosidad de nuestros políticos difícilmente repetible, supo afrontar y resolver este dilema (derechas e izquierdas), al menos, en el viejo sistema de bloques enfrentados, para dar prioridad a las cuestiones que suponían nuestro deficit democrático y económico con el resto de Europa. En suma, Su máxima preocupación seria resolver los problemas básicos de los españoles en este tiempo. Será con la crisis economica y la subsiguiente irrupción de movimientos sociales descontentos, en una vocación que posteriormente hemos comprobado que excedía a la meramente social, para que elevando estos problemas a su mas alto grado de crispación, devenir en nuevas fuerzas políticas atrapadas por sus orígenes. Esto hizo que se retomaran los posicionamientos ideológicos en una nueva dimensión, superponiéndolos a los principios de solidaridad social, e incluso de bienestar económico.

JMF: Y, ¿dónde está situados ahora esos posicionamientos ideológicos?

JV: En dos bloques difíciles de reconvenir. El PSOE, de no recuperar sin complejos el eje constitucionalista, se verá preso de dos problemas, la rehabilitación del comunismo en su versión mas ancestral (Podemos) y, aprovechando su debilidad programática (penada por los españoles, al igual que al PP la corrupción) de los independentistas de turno. Necesitamos recuperar la concordia como eje articulador de la superación de esta encrucijada.

JMF: Con estos partidos y estos líderes… lo veo muy difícil. El PSOE de Sánchez es inconsistente…

JV: Yo diría que no tiene un proyecto de largo plazo, como él que requiere la problemática actual de España. En concreto, para el tema catalán, que puede ser extensible, como se esta viendo con los últimos pronunciamientos del PNV, a otras comunidades del Estado. Tenemos un problema estructural que pasa por el uso partidista del modelo educativo, la juventud (los milenials), empleo y desarrollo demográfico, igualdad de genero, etc. que junto con las pensiones, conforman los verdaderos problemas que acucian al ciudadano de a pie.

JMF: ¿Qué diferencias ves actualmente entre el nacionalismo vasco y catalán?

JV: Sustancial. El nacionalismo vasco, una vez superado el chantaje terrorista, recondujo el problema independetista al marco democrático, sea dicho, al contexto constitucional, derivando este debate al Parlamento. Por contra, con la deriva iniciada en en noviembre de 2014 por Artur Mas contra el Gobierno español llegando a cuestionar abiertamente nuestro sistema democrático, seguidas de las elecciones plebiscitarias de septiembre de 2015 y referendum de octubre de 2017, que llevo a la declaración unilateral de independencia de Carlos Puigdemont el 27 de octubre, condujo a Cataluña mas allá del limite imaginado, cerró la vía a una solución pactada en que participaran todos los españoles. Digamos, que saltándose abierta y chulescamente la Constitución dejó a nuestros políticos en una difícil situación, en suma, se desmarcó del Parlamento español, y con tal decisión del principio integrador y normativo que marca la Constitución para abordar estas cuestiones.

JMF: ¿El nacionalismo vasco está en la vía democrática o en esperar el momento para ir a la unilateral como la catalana?

JV: A mi juicio, El nacionalismo vasco hoy por hoy está en la practicidad de sus políticas. Queremos pensar que antepone el bienestar de los ciudadanos vascos sobre los efectos que supondría reabrir de nuevo este debate. En ese sentido quiero interpretar su negativa a la reciente foto de los independentistas catalanes, con el concurso de Otegui. Otra cosa, será que, de producirse, cuestión inimaginable, una ruptura mas o menos convenida, no se apuntara al carro. El cupo es mucho cupo, para desmarcarse alegremente de sus beneficios.

JMF: ¿Qué pasaría si como pide Ciudadanos y otros el concierto vasco desaparece y la financiación se homologa al resto de Comunidades?

JV: Puede dar votos, pero es difícilmente realizable. Y lo saben tanto Vox como Ciudadanos, que abanderó en sus inicios esta iniciativa, si bien, salvo en periodo electoral, se ha ido desinflando. Una modificación de la Constitución en estos momentos, con este mapa político, no es pensable, en cuanto supondría una modificación de la Constitución, que requeriría de unas mayorías de difícil articulación. En todo caso, el PSOE seria la llave para ese trascendental cambio de la Carta Magna. Desde Foro España apostamos mas por la integración, sea reiterado de la ACEPTACION de una España diferencial en sus culturas, como fuente de enriquecimiento cultural y económico, que de buscar una uniformidad. Y ello pasa por la aceptación de España, como espacio y valores comunes. El sentimiento diferencial es muy distinto a ser diferentes, en trato y privilegios.

JMF: ¿Concierto para todos?

JV: Sí, hoy en dia no existen razones políticas, sociales ni de orden económico que justifiquen un trato diferenciado entre iguales. La diferenciación económica (sea dicho de tratamiento fiscal) solo puede venir justificada bajo un objetivo de igualación de condiciones económicas y/o sociales.

JMF: ¿Qué final ves para el problema catalán?

JV: Difícil, muy difícil, en ello a medio/ largo plazo. Reproduzco el lema de la celebración de la ultima manifestación convocada por Foro España: “juntos por España: convivencia sin violencia”. Pero hay que reconocer que con los últimos acontecimientos es una quimera. La situación en Cataluña se ha ido de las manos, mas alla del limite imaginable. Imágenes tan lamentables como las vividas en el Parlamento catalán, en la que un numeroso grupo de diputados (JxCat, CUP y ERC) prorrumpieron a gritos para la puesta inmediata de los detenidos, que el máximo representante del ejecutivo catalán encabece una marcha contra una decisión judicial, a mas, por rechazable en cualquier representante político, que vociferante enardezca, cuando no aplauda, las iniciativas violentas contra un poder independiente, como es el judicial, es haber traspasado la barrera de lo admisible. No es una cuestión de dialogo, sino de aceptación de las reglas de juego (que empieza por respetar la Constitución) en cuyo establecimiento todos hemos participado. Lo vemos difícil, pero desde Foro España, en cofraternidad con nuestros hermanos catalanes, seguiremos luchando porque no solo vuelva a su razón de ser, sino que ademas deje las menores cicatrices posibles. En todo caso, entendemos que no puede -de ninguna manera-seguirse cuestionando nuestro sistema democrático, como se esta haciendo desde posiciones ideológicas minoritarias, sin la intervención del Estado. Sea ello en mérito de todos aquellos que trascendiendo a su ideología supieron diseñar un modelo de convivencia, en momentos no menos fáciles. Copiemos de su generosidad y talante político.

JMF: Gracias Jesús, una brazo y éxito con ‘Foro España’.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *