Jugar al escondite


1352458705182

Es bien conocido que el tema catalán dió un nuevo paso el viernes pasado. El parlamento catalán con los votos de todos, menos el PP y Ciutadans, aprobó la llamada Ley de Consultas. La nueva ley prevé que la Generalidad y los entes locales en Catalunya puedan celebrar consultas no vinculantes en aquellos temas que competencialmente les son propios. ¿Algún problema? Hasta aquí ninguno. La Ley en sí como mero instrumento es neutral pero lo que no será neutral es el objeto de aprobarla. Todos saben -incluso fue el argumento del debate parlamentario- que el objetivo de la aprobación de esta Ley era dar soporte legal a la llamada consulta. Una vez aprobada y publicada en el Boletín correspondiente, se espera que Mas firme el decreto de convocatoria del falso referéndum. Ha dicho que esta semana lo firmará y da la sensación de que quiere jugar al gato y al ratón con el gobierno que ha amenazado con impugnar inmediatamente el decreto al Constitucional. Si el tema va en serio ¿por qué estos jueguecitos de niño tímido? Si se trata de jugar, ¿por qué no juega con temas menos serios que no dividan a la sociedad en Cataluña?

No entiendo nada. Mas, ¿va a convocar la consulta –referéndum de tapadillo-, o no? Si va a convocarlo, ¿a qué espera? ¿Es tan inconsciente que quiere tenernos unos días deshojando la margarita? ¿No se le ocurre otra cosa más provechosa para gastar su tiempo y el nuestro? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *