#JusticiaSoldadoFariña

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

La historia del soldado Agustin Fariña cambió el día que semi lesionado decidió que podía seguir trabajando en vez de quedarse vagueando en casa. Su vocación militar hizo que este acto, probablemente ejemplar en cualquier empresa, en el ejército y a pesar de haber conseguido el alta médica aunque con rebajas de servicio, no gustara a su mando inmediato y ahí, con un ‘te vas a enterar’, empezó un calvario que aún dura.

A partir de aquel momento empezó lo que el propio Agustín Fariña ha calificado de ‘acoso y derribo’ hasta que, tras una crisis de ansiedad aguda, se le concede, el 16 de abril del año 2015, la baja psiquiátrica que sigue a día de hoy, más de tres años y medio, con vistas a la más que probable expulsión del ejército con “una mano delante y otra detrás” si no se considera que sus dolencias son fruto de su entorno laboral en las Fuerzas Armadas. Pocos apoyos, un clamoroso silencio del ministerio de Defensa y el archivo definitivo de su causa por parte de la justicia militar, hacen que Fariña lo fíe todo a la justicia civil. Una campaña en change.org es su gran esperanza, apóyale y no le dejes. (https://www.change.org/p/recogida-de-firmas-en-apoyo-y-solidaridad-con-el-soldado-agust%C3%ADn-fari%C3%B1a?recruiter=701057705&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=share_petition&utm_term=share_twitter_responsive) .

Agustin Fariña: tuitter: @Agustinfariape1, facebook: m.facebook.com/afarpena/

No entiendo nada. ¿Modernizar y profesionalizar el ejército no pasa por mimar a todos sus miembros? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *